Champions League

El Tottenham no es rival (4-0)

Adebayor hizo dos goles y se ganó al Bernabéu. Iker Casillas fue un espectador más y el Madrid, con 4-0, mete la cabeza en semifinales

Angel Di Maria
Angel Di Maria

Mourinho no escondió a nadie ni salió a empatar, arriesgó, si es cierto que lo hizo, al alinear a Ronaldo y a Marcelo, menos con Di María, y a los cuatro minutos ya iba ganando al mitificado Tottenham con un cabezazo de Adebayor. Luego, Crouch, tan alto que no le llega la sangre al cerebro, hizo en un cuarto de hora dos entradas sucias, absurdas, estúpida la segunda, a 90 metros de su área y el árbitro no tuvo más remedio que expulsarle. Frente a diez el Madrid no sufrió, salvo en dos internadas de Bale, y con el 2-0 de «Manolito», el 3-0 de Di María y el 4-0 de Cristiano mete la cabeza en semifinales. Le faltó enemigo y le sobró, pese al cuarto tanto, mantener a «CR7» en el campo todo el partido.

El primer contratiempo del Tottenham no fue que la mitad de los seguidores que le acompañaron desde Londres se quedaran en la calle –no tenían entrada–, sino que Lennon, el proyectil de la banda derecha, se lesionó en el calentamiento. El segundo, el gol de Adebayor a los 4 minutos, de cabeza, al saque de un córner del que Jenas se borró; Gomes se tiró tarde y Modric no acertó a despejar sobre la raya. El tercero, la segunda amarilla a Crouch, referencia espárrago, faro arriba con menos luces que Abundio. Se destapó con un plantillazo a Sergio Ramos (min 8) y remató su lamentable y fugaz actuación con otro planchazo alevoso a Marcelo (min 15). Su ataque a los laterales del Madrid dio con sus huesos en el vestuario. Con todo el partido por delante. Menuda joya.

Frente a diez no mejoró el juego madridista, limitado por el afán de protagonismo de Cristiano Ronaldo, que dispara a todo lo que se mueve sea cual sea su posición. Las apariciones de Özil y Di María, intermitentes, llevaban menos peligro que los continuos ataques de Marcelo, liberado de defender en su banda por la prematura lesión de Lennon y porque Modric ahí es menos efectivo.

El Tottenham, con uno menos, no dejó entrever parte de su hipotético potencial hasta que por el extremo izquierdo surgió la figura indiscutible de Bale. El galés es velocidad en estado puro. Apuró a Sergio Ramos, provocó la amarilla de Pepe, que no podrá jugar la vuelta, y probó los reflejos de Casillas. Sólo fueron dos jugadas; ambas con su sello inconfundible. Pero en su área rondaba el segundo, que no llegó porque Brych no señaló la clarísima mano de Dawson, a tiro de Di María. Fue en el minuto 40 y el Madrid podía haberse ido al descanso con el partido, y quién sabe si también la eliminatoria, resuelto.

Quedaba un tiempo y el entrenador inglés introdujo el primer cambio, Defoe por el ex madridista Van der Vaart, tan gris éste como el resto de su equipo. Mejoraba en la delantera y no renunciaba al empate. Era su mensaje. Mourinho, por su parte, mantuvo el once inicial y había que preguntarse si su desafío a los médicos del club era real o ficticio. En el caso de Marcelo, no había secuelas de lesión alguna, jugaba desatado, como de costumbre. En el de Cristiano Ronaldo, sí, o al menos aparentemente. Un síntoma podía ser que no estaba en su mejor condición, como falto de ritmo, sin integrarse completamente en el engranaje; otro, las musleras con las que intentó proteger sus músculos de una recaída.

Avanzaba el encuentro y el Madrid ni embotellaba al Tottenham ni hacía sufrir a Gomes, portero hermosote con movimientos de cámara lenta. Sin embargo, ahí estaba Adebayor, siempre atento, letal contra este equipo inglés. Le hizo 8 goles cuando jugó en Inglaterra y al encontrarlo de nuevo no tuvo compasión. Además de que se movió con soltura entre los zagueros, aprovechó su estatura y el despiste general de la defensa para marcar el segundo, al cabecear un centro de Marcelo.

«Manolito», con los dos de ayer, le ha metido 10 goles en otros tantos partidos al Tottenham. La Liga de Campeones le ha devuelto la puntería y ha desterrado lo que empezaba a ser un maleficio: no marcaba desde que se cortó el pelo. Y lo necesitaba porque, aunque técnicos y directivos aprecian su aportación al equipo, su decisiva aportación en este partido de cuartos le acerca aún más a su fichaje definitivo. Cuesta 15 millones de euros. Todavía no se los ha pagado el Madrid al Manchester City y ya los rentabiliza.

Con 2-0, seguía pareciendo que el Madrid no necesitaba a Cristiano Ronaldo; pero Mourinho le mantenía y prefirió retirar a Khedira para que entrara Lass. Un centrocampista de contención por otro. Luego, Adebayor, a quien Gomes despejó el tercero, fue suplido por Higuaín, quien entró en el campo inmediatamente después del golazo de Di María, zurdazo por toda la escuadra, 3-0 y su equipo, que aún tiene que rendir visita a White Hart Lane, con pie y medio en semifinales.

A 15 minutos del final, sorprendió la reaparición de Kaká, ausente desde el 26 de febrero. No sustituyó a Cristiano sino a Di María. El brasileño necesita minutos, recuperar la autoestima y convencerse de que la rodilla está curada. Ronaldo le puede servir de ejemplo, no paró hasta que metió un gol, el 4-0. Es feliz, y temerario.


Crouch se autoexpulsó a los quince minutos
Peter Crouch es delantero, marca goles, pero también es el jugador del Tottenham que más faltas ha hecho en la Liga de Campeones. Llevaba 24 y ayer sumó dos más, absurdas y fatales para su equipo. Ambas fueron cerca del área del Madrid, sin peligro, y en ambas vio tarjeta amarilla, por lo que a los quince minutos dejó a los suyos con diez. El madridista Pepe también fue amonestado por una entrada a destiempo a Bale. Se perderá el partido de vuelta por sanción.

 

FICHA TECNICA.

--RESULTADO: REAL MADRID, 4 - TOTTENHAM HOTSPUR, 0 (1-0, al descanso).
--EQUIPOS:
-REAL MADRID: Casillas; Ramos, Pepe, Carvalho, Marcelo; Khedira (Lass, min.65), Alonso, Di María (Kaká, min.77), Ozil; Cristiano y Adebayor (Higuaín, min.75)
-TOTTENHAM: Gomes; Corlukav (Bassonh, min.80), Gallas, Dawson, Assou-Ekotto; Jenas, Sandro, Modric, Bale; Van der Vaart (Defoe, min.46) y Crouch.
-GOLES:
1-0, min 5. Adebayor.
2-0, min 57. Adebayor.
3-0, min 73. Di María.
4-0, min 87. Critiano.
-ARBITRO: Felix Brych (ALE). Amonestó con tarjeta amarilla a Adebayor (min.12) y Pepe (min.36) por parte del Real Madrid y a Van der Vaart (min.20) y Defoe (min.74) por parte del Tottenham. Además, expulsó por doble amonestación a Crouch (min. 8 y 15)
-ESTADIO: Santiago Bernabéu.