Ayer y hoy de las Chicas Bond

Los japoneses no habrían apodado a James Bond «Mr. Kiss-Kiss-Bang-Bang», si en cada entrega no se hubiera presentado en pantalla rodeado de docenas de bellezas de caderas pronunciadas y cintura muy marcada. ¿Es Freida Pinto la nueva Chica Bond?

Tras varios retrasos por las dificultades económicas por las que atraviesa la MGM, la maquinaria para alumbrar la nueva película de James Bond ya está en marcha, con Sam Mendes en la dirección y con Daniel Craig como protagonista por tercera vez. El rodaje del Bond nº 23 podría comenzar en los próximos meses, para intentar que la nueva entrega de la saga esté en los cines a finales de 2011. Según una información del «Daily Mirror», ya hay un guión escrito por Peter Morgan («La Reina», «El último Rey de Escocia») que estaría ambientado en Afganistán. Otra aventura en territorio hostil para la nueva película del agente secreto.La gran incógnita: ¿quién será la mujer que acompañe al agente británico en esta ocasión? Todo parece indicar que será Freida Pinto, la protagonista de la multioscarizada «Slumdog millionaire». De esta manera, la belleza india pasaría a formar parte de una institución dentro del panorama cultural contemporáneo como es el de las Chicas Bond. En los años 60, fueron sinónimo de sex symbols y acaparaban los posters de las revistas masculinas. Pero, con el paso del tiempo, este papel ha escenificado el cambio de mentalidad de la sociedad respecto al papel de la mujer en el cine. En los primeros años, la típica Chica Bond no representaba más de 25 años, de comportamiento salvaje y de oscuro pasado, que acababa siempre por rendirse ante la seductora imagen del agente británico y traicionando a sus jefes, aun a costa de su propia vida y sin que Bond siquiera se alterara por la suerte que corrían. Con Sean Connery y Roger Moore, el papel femenino era meramente decorativo. Una mujer objeto sin demasiado peso específico en la historia. Fue el caso, por ejemplo, de Maud Adams.

La llegada de Timothy Dalton y Pierce Brosnam a la saga hizo que el rol cambiara de «Bond Girl» a «Bond Woman». Las mujeres Bond dejaban de ser damiselas en apuros a aventureras con carácter difíciles de seducir. Las candidatas más firmes para rendir a BondMegan Fox. La estrella de «Transformers» tiene el aspecto malvado como para volver loco a Bond y además tiene habilidades suficientes para pelear, basta con recordar la batalla de Megatron. Zoe Saldana, la protagonista de «Avatar» engloba toda la fuerza y la actitud necesarias para ser la nueva compañera de James Bond. Heidi Montag, la estrella de «The Hills», es también una opción firme para ser la coprotagonista de las cintas del agente 007. Curiosidades y anécdotas-La censura también ha desempeñado su papel en las películas de 007. Pussy Galore (interpretada por Honor Blackman) llamó la atención por rechazar a Bond en «Goldfinger» (1964), pero los productores no mencionaron, para evitar la censura, que el personaje en la novela es lesbiana.-Han sido Chicas Bond, entre otras, Honor Blackman («Goldfinger»), Jane Seymour («Vive y deja morir»), Kim Basinger y Barbara Carrera («Nunca digas nunca jamás»), Tanya Roberts («Panorama para matar»), Famke Janssen («Goldeneye»), Teri Hatcher («El mañana nunca muere»), Sophie Marceau («El mundo no es suficiente») y la ganadora de Oscar Halle Berry («Muere otro día»).- Las primeras chicas Bond asiáticas aparecieron en «Sólo se vive dos veces» (1967). La primera chica Bond de raza negra apareció en «Vive y deja morir» (1973).-Las primeras películas de la saga tenían una buena carga fetichista que poco a poco ha ido desapareciendo, a medida que las películas se hacían políticamente correctas. En «Desde Rusia con amor» se insinúa un menage-a-trois de Bond con dos gitanas. En «Goldfinger", una chica es ejecutada asfixiándola al cubrir su piel con pintura dorada (algo científicamente imposible). En «Sólo se vive dos veces», una chica asiática en bikini es cruelmente envenenada por accidente (el blanco era Bond); eso, además de varias escenas de Bond servido por geishas. -Cassandra Harris, chica Bond en «Sólo para tus ojos», era esposa de Pierce Brosnan, quien fue candidato a Bond en 1986. Brosnan asumiría el papel en 1995, para «Goldeneye», pero su mujer había fallecido cuatro años antes víctimas de un cáncer.Un papel malditoSin embargo, un elemento común agrupa a las Chicas Bond: su estética, más que su personalidad. Ha sido frecuente que tras los quince minutos de gloria, la mayoría de estas actrices acabara en las portadas de Playboy. La mayoría fueron cuesta abajo tras su participación en la saga, salvo excepciones como Ursula Andress («Dr. No»), Honor Blackman («Goldfinger») y Diana Rigg («007 Al Servicio Secreto de Su Majestad»).