Un niño y su abuela mueren en accidente con mina antipersonal en Colombia

Un niño y su abuela murieron al activar una mina antipersonal plantada por presuntos guerrilleros de las FARC en una remota zona rural de la frontera sur de Colombia con Ecuador, denunciaron hoy fuentes gubernamentales en Bogotá.

La mujer, de 55 años, y el niño de 4, eran vecinos de Piñuña Blanco, aldea de la población de Puerto Asís, en el departamento del Putumayo, precisó el director del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF, estatal), Diego Molano.

El accidente se registró el sábado, agregó el funcionario, que en en un comunicado público exhortó a los grupos armados ilegales, particularmente a las FARC a que "no sigan sembrando los campos colombianos con minas antipersonal".

Es "una práctica que atenta contra la población civil, contra los niños, niñas y adolescentes y viola el derecho internacional humanitario y los derechos humanos", agregó Molano.

Al parecer, la mina fue plantada por rebeldes del frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), reducto que actúa a lo largo de la frontera sur con Ecuador.

En su más reciente informe, divulgado el pasado noviembre, la coalición Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas (ICBL siglas en inglés) indicó que Colombia es el segundo país del mundo más afectado por estos artefactos.

Los accidentes con minas antipersonal han dejado en el país más de 9.700 víctimas desde 1990, según los registros gubernamentales, que calculan que en Colombia hay sembrados unos 100.000 de estos artefactos