El sueño multiplica por dos la mortalidad en un accidente de tráfico

El sueño multiplica por dos la probabilidad de morir en un accidente de tráfico, y quedarse dormido al volante es la causa del 16 por ciento de los accidentes de coches que se producen al año en España.

Estos datos los ha dado a conocer hoy la Sociedad Española de Neurología (SEN) en un comunicado, en el que también ha afirmado que la somnolencia puede multiplicar por siete la probabilidad de sufrir un accidente de este tipo, sobre todo si se conduce entre las dos y las seis de la mañana.

Según la misma fuente, entre el 20 y el 25 por ciento de la población sufre alguna patología del sueño, y de ellos, el 4 por ciento (unos 900.000 conductores) lo padece de forma crónica.

Sin embargo, tener sueño no siempre obedece a causas médicas, pues la Sociedad ha explicado que un 9 por ciento de la población sana afirma que tiende a quedarse dormida en determinadas horas del día.

En el caso de las enfermedades, los trastornos más frecuentes son el insomnio, seguido de la apnea del sueño y del síndrome de las piernas inquietas.

"Es importante acudir al médico si se sospecha que se puede sufrir una patología del sueño. Los tratamientos son muy efectivos, pero el problema radica en que son muchos los casos que no están tratados. Por ejemplo, en la apnea del sueño se estima que el 90 por ciento de los afectados no están diagnosticados", ha explicado en la nota de prensa la doctora Gemma Sansa, coordinadora del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la SEN.

Para evitar los accidentes, la SEN recomienda haber dormido al menos cinco horas antes de conducir, procurar no coger el coche entre las dos y las seis de la madrugada y de la tarde, y no consumir alcohol, ni tóxicos, ni fármacos depresores del sistema nervioso.

También pide que, en caso de somnolencia, el conductor pare a descansar, al menos, treinta minutos, que no adopte posturas muy relajadas durante la conducción y que evite las temperaturas elevadas dentro del vehículo.