Herrera toma posesión al frente del gobierno del ajuste y la austeridad

El vicepresidente Chaves, González Pons, Mato y Sanz asistirán hoy al acto institucional.

Juan Vicente Herrera, muestra su medalla, en su anterior toma de posesión, con Pedro Sanz y Esperanza Aguirre, al fondo
Juan Vicente Herrera, muestra su medalla, en su anterior toma de posesión, con Pedro Sanz y Esperanza Aguirre, al fondo

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, tomará posesión de su cargo, por cuarta vez, en la sede de las Cortes autonómicas, con la vista puesta en cuatro años que se prometen complicados en lo económico, pero sobre todo con la misión de contribuir a sacar a flote a muchas de las familias que están padeciendo la crisis y con una misión que se antoja difícil: garantizar la prestación de servicios sociales y, a la par, seguir rebajando el déficit. No obstante, el presidente tendrá espacio en su discurso para referirse a sus más allegados y a algunas de sus convicciones más profundas, también presentes en algunas de sus anteriores investiduras.

Tampoco faltarán «clásicos» en esta ceremonia, como sus amigo y también presidente autonómico y del PP de La Rioja, Pedro Sanz. En cuanto al Gobierno de España, estará representado por el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial y Administraciones Públicas, Manuel Chaves, además de por el delegado del Ejecutivo socialista en Castilla y León, Miguel Alejo. Por el PP, acudirán su vicesecretaria general de Organización y Electoral del Partido Popular, Ana Mato, y el de Comunicación, Esteban González Pons. El ajuste y la austeridad serán nuevamente protagonistas de la toma de posesión de Herrera, tal como ocurrió en el debate de investidura, en el que marcó algunas pautas que servirán para variar la actual estructura del gobierno castellano y leonés.

Predicando con el ejemplo
Para empezar, con la reducción de altos cargos de los 103 actuales en un 20 por ciento menos, al igual que sucederá con los centros directivos. Esa austeridad con la que Juan Vicente Herrera arranca la legislatura se trasladará también al acto de su toma de posesión, en el que se ha reducido notablemente el número de invitados y no habrá ágape ni vino, como sí ocurrió en ocasiones previas. En total, se espera que acudan a este acto protocolario en torno a 200 invitados, unos cien menos que hace cuatro años, entre los que volverán a estar los alcaldes de las capitales de provincia, presidentes de diputación provincial, representantes de empresarios y sindicatos, además de otros integrantes de grupos de presión destacados en Castilla y León, como las organizaciones agrarias.

Tal como ocurrió en la sesión del debate de investidura, no se espera que Herrera aporte la estructura definitiva que fijará para el inicio de su cuarto mandato -el tercero tras pasar por las urnas-, si bien sí se sabe que habrá un máximo de nueve áreas de gobierno, en las que las cuotas provinciales tendrán un peso clave, y que deberán amoldarse a los compromisos de austeridad anunciados por el propio presidente de la Junta. En este sentido, las quinielas no han cesado, aunque, lo que es seguro es que Alfonso Fernández Mañueco e Isabel Alonso -anteriores consejeros de Interior y Justicia y Administración Autonómica, respectivamente- no seguirán en el Ejecutivo al haber asumido otros cargos institucionales. Sí continuará el leonés Antonio Silván -hasta ahora responsable de la Consejería de Fomento-, cuya presencia en el Consejo de Gobierno comprometió Herrera en campaña electoral.