La «miembra» se va a la ONU

Bibiana Aído continúa su carrera meteórica en el mundo de la política. Sus detractores, que son muchos, no lo entienden, pero los resultados están ahí.

Bibiana Aído, asesora de la Agencia de la ONU que dirige Bachelet
Bibiana Aído, asesora de la Agencia de la ONU que dirige Bachelet

De directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco llegó al Ministerio de Igualdad, hasta que Zapatero integró su departamento en Sanidad. Ahora, ha sido nombrada asesora especial de la agencia de Naciones Unidas para la igualdad entre los géneros (ONU-Mujeres), que dirige Michelle Bachelet.
Aído acogió la noticia con «entusiasmo, responsabilidad y coraje» y dijo que la «igualdad es una de las causas por las que de verdad merece la pena luchar y, como siempre, me dejaré la piel porque no sé trabajar de otra manera». El organismo destacó la carrera de servicio público y el extenso trabajo en favor de la igualdad de género de Aído y valoró su trayectoria en la lucha contra la violencia de género.
Esta imagen internacional choca con la doméstica, donde ha estado rodeada de polémica desde el día que asumió la cartera de Igualdad. Aído será recordada por la falta de resultados de su ministerio, la innecesaria reforma de la Ley del Aborto, la Ley de Igualdad de Trato o sus polémicas declaraciones, en las que inventó palabras como «miembra» o deleitó con frases como «el aborto es como una cirugía estética», «cualquier joven puede ponerse tetas sin que sus padres lo sepan» o «un feto es un ser vivo pero no un ser humano».
En sus 913 días como ministra, no logró que Ley de Violencia de Género calara en la sociedad, en la que las mujeres siguen sin denunciar a sus agresores, las cifras de asesinatos machistas no descienden y provocó un conflicto aún sin resolver entre los poderes públicos y la Justicia por el uso de las pulseras antimaltrato.
Antes de marcharse a Nueva York, Aído tiene el reto de acabar con los anuncios de contactos, un punto conflictivo en el que, de momento, cuenta con el apoyo de todos los grupos parlamentarios.