Paz Vega: «Las fotos son un homenaje a mi tierra y sus tradiciones»

Paz Vega: «Las fotos son un homenaje a mi tierra y sus tradiciones»
Paz Vega: «Las fotos son un homenaje a mi tierra y sus tradiciones»

SEVILLa- Después de la polémica que han creado las fotografías de Paz Vega muy ligera de ropa en una ermita de Gerena, la actriz sevillana se defiende y asegura que las imágenes «son un homenaje a mi tierra y sus tradiciones». Durante el transcurso de una cena solidaria de la Fundación Rafael Nadal, Vega isnsistió en que no quiso «ofender» con la iniciativa. «Son fotos muy bonitas y artísticas», señaló, por lo que el calendario para una firma alemana de chocolates es «precioso».

También afirmó que le sorprendió el revuelo creado y que, aunque entiende la «reacción» suscitada, su intención no era molestar a los andaluces, sino rendirles un «homenaje» con «cariño».

Sin embargo, el reportaje no ha sentado nada bien a la cúpula de la Iglesia sevillana. Tanto que el pasado jueves el Arzobispado emitió un comunicado censurando este tipo de acciones y pidiendo que «se extreme la custodia de los bienes sagrados». En el texto, la institución reprobó «de manera categórica unos hechos que atentan a los sentimientos de los fieles, hieren la sensibilidad de los devotos de la patrona de Gerena –que aparece en un retablo en el fondo– y contravienen lo dispuesto por la legislación canónica para uso de lugares sagrados».

El reportaje fue autorizado por la hermandad de Nuestra Señora de la Encarnación «sin conocimiento ni consulta previa del Arzobispado, como hubiera sido conveniente». Por ello, exhortó a los responsables de la custodia de bienes sagrados a «extremar» su mantenimiento, «evitando en todo momento ser objeto de engaño o manipulación por parte de terceros, como parece que ha ocurrido en este caso».

Por su parte, la hermandad ha puesto el asunto en manos de los servicios jurídicos del Arzobispado, que se pronunciarán en breve. Al parecer, la productora pidió permiso al hotel de la hacienda El Esparragal para hacer fotos en la capilla, pero fue denegado. Entonces, se puso en contacto con la hermandad. Ésta permitió la entrada del equipo y, como compensación, recibió una aportación de 250 euros.