El secreto de Arguiñano en nuestra cocina

El secreto de Arguiñano en nuestra cocina
El secreto de Arguiñano en nuestra cocina

Pocas cosas son tan importantes en la cocina como un buen aceite. Y de ello bien sabe el polifacético chef Karlos Arguiñano, quien, además de su toque de perejil, ahora presume de tener su propio aceite: K Arguiñano, un virgen extra procedente de su devoción personal por la joya de la gastronomía española y la solvencia olivarera de Aceites Valderrama.
Con un diseño elegante, sencillo y moderno, tan oportuno para su presentación en mesa como práctico para el uso habitual en la cocina, el aceite K Arguiñano resulta flexible y apto para distintos estados térmicos, pleno de aroma y sabor, por lo que se convierte tanto en el aderezo perfecto para una ensalada como en la base idónea para freír o guisar sin necesidad de cambiar de producto. El secreto está en el proceso de extracción en frío de las aceitunas seleccionadas de la variedad arbequina.

FICHA
>> Nombre: K de Karlos Arguiñano por Valderrama.
>> Características: aceite virgen extra sin filtrar de la variedad arbequina.
>> Lo mejor: es flexible y apto para distintos estados térmicos.
>> Dónde comprar: en El Corte Inglés.
>> Más información: en la web www.valderrama.es.