Herrera apuesta por la industria alimentaria para generar riqueza

El presidente de Castilla y León resalta que la Ribera del Duero se ha convertido en la segunda D. O de España.

El presidente Herrera inaugura las instalaciones de Bodegas Portia, junto a Silvia Clemente y Pilar del Olmo
El presidente Herrera inaugura las instalaciones de Bodegas Portia, junto a Silvia Clemente y Pilar del Olmo

Burgos- El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, volvió a apostar por las explotaciones agrarias de nuestra Comunidad para crear empleo, generar riqueza y asentar población en los pueblos de la Región.
Así lo indicó durante la inauguración de las nuevas instalaciones de Bodegas Portia, en la localidad burgalesa de Gumiel de Izán, pertenecientes al Grupo Faustino, que ha contado con el diseño del arquitecto Norman Foster.
El jefe del Ejecutivo autonómico, que estuvo acompañado por las consejeras de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente; y de Hacienda, Pilar del Olmo, destacó el importante crecimiento que ha experimentado el sector vitivinícola en la región en los últimos años, especialmente en la Ribera del Duero, donde en los diez últimos años se ha duplicado el número de bodegas, hasta alcanzar las 270. Asimismo, valoró positivamente la Denominación de Origen de esta zona puesto que en 15 años ha conseguido colocarse como la segunda mejor de España, precedida por Rioja.

Más de 8.400 explotaciones
Herrera manifestó que la Ribera del Duero es una zona que «está cimentando la riqueza, el mantenimiento de su población y otras actividades sobre la base de esas más de 8.400 explotaciones agrícolas dedicadas a las mejores variedades y viñas».
El presidente de la Junta incidió en este crecimiento de la DO Ribera del Duero ya que ha supuesto casi el 9 por ciento de las ventas totales de vino de calidad en el mercado español. Herrera matizó que este crecimiento lo está haciendo «sobre las bases sólidas de la calidad y la excelencia».
La bodega del Grupo Faustino en Gumiél de Izán ha supuesto una inversión de 25 millones de euros de los que la Junta ha colaborado con un millón de euros. Se trata de un edificio moderno y con las pinceladas propias del artista, que se ha centrado en el proceso de elaboración del vino para crear esta infraestructura, así como en el paisaje que la rodea. Foster explicó que «el edificio tienen una forma fuerte y masculina». Además, reconoció que el proceso de ejecución del proyecto lleva un largo proceso a las espaldas puesto que tuvo que inspirarse en todos los componentes que rodean a la creación de un caldo para realizar la obra.
Herrera agradeció el compromiso de la familia Martínez Zabala con Castilla y León y destacó el carácter familiar de su empresa, el orgullo de su tradición y la apuesta por la innovación, así como su respeto por la naturaleza y el medio ambiente.