Más de 2500 evacuados y 500 hectáreas quemadas por un incendio en Cartagena

Un total de 2.500 personas han sido evacuadas en la pedanía de Portmán --cuya población crece considerablemente en verano- por el rápido avance del incendio de nivel dos que se ha declarado a las 23.00 horas del jueves en los alrededores del campo de gol del municipio murciano de Cartagena.

El incendio de Cartagena que ha arrasado la Peña del Aguila, aún por controlar, deja hasta el momento más de 2.000 evacuados y 500 hectáreas afectadas, no obstante son cifras estimativas, según ha avanzado el delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar.

Algo a lo que se ha sumado el presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, quien considera que todavía es "pronto"para hablar de terreno afectado; eso sí, hay que lamentar "las importantes pérdidas"de este paraje protegido.

Valcárcel ha confirmado que "afortunadamente"no hay ni daños personales ni materiales, y que "se está a punto de controlar el incendio, si bien es cierto que el viento arrecia y que no se dará por extinguido hasta un par de días".

Según ha advertido, en este sentido, el consejero de Presidencia, Manuel Campos, "habrá un control permanente y no se bajará la guardia, ya que cualquier rescoldo puede hacer reavivar el fuego".

El fuego, que comenzó pasadas las 22.00 horas del jueves en las inmediaciones del campo de golf de Cartagena --cuyas instalaciones no han sufrido daños--, ha arrasado la Peña del Aguila, cuyo valor ecológico comprendido por la zona del Parque Regional y Lugar de Interés Comunitario de Calblanque y Montes de las Cenizas, es importante y se habla ya de "desastre ecológico"al afectar a especies de flora endémicas y protegidas, según Ecologistas en Acción.

De hecho, la zona está declarada Parque Regional, y posee uno de los hábitats prioritarios más importantes del litoral murciano dada su singularidad. La Bahía de Portmán, en cambio, no se ha visto perjudicada por las llamas.

Medios técnicos
En concreto, más de 500 personas están trabajando este viernes en las labores de extinción del incendio forestal que se declaró anoche en el paraje de Atamaría, a los que se han unido desde primera hora los medios aéreos de la Comunidad y del Ministerio de Medio Ambiente
y Medio Rural y Marino.

Los efectivos que se encuentran en el lugar son técnicos y Unidad Móvil de Mando de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias, técnicos, brigadas forestales terrestres y helitransportadas y agentes medioambientales de la Dirección General de Medio Ambiente y bomberos y vehículos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia.

Asimismo, en las labores de extinción del fuego están trabajando bomberos y vehículos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Cartagena, técnicos y voluntarios de Protección Civil de este municipio, y efectivos y vehículos de la Unidad Militar de Emergencias.

Al dispositivo, se han sumado también los tres helicópteros de la Comunidad Autónoma y un avión de vigilancia y coordinación, así como un helicóptero de descarga del Ministerio de Medios Ambiente y Medio Rural y Marino.

A ellos se han unido esta mañana otros dos helicópteros de la Unidad Militar de Emergencias, con sus respectivas brigadas helitransportadas, y dos aviones anfibios de titularidad estatal, según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias.

Igualmente, en la zona trabajan efectivos de cuerpos y fuerzas de seguridad, del Servicio Murciano de Salud de la Consejería de Sanidad y Cruz Roja y de atención psicosocial.

Inhalación de humo
Como consecuencia del fuego, un joven de 30 años ha tenido que ser ingresado en el hospital del Rosell de Cartagena al sufrir una intoxicación compleja agravada por inhalación de humo durante la evacuación de la población de Portmán, según ha informado el gerente del 061 del SMS, José Antonio Martínez.

Y Emergencias y Guardia Civil han tenido que evacuar a más de dos millares de personas, habilitándose para ello dos pabellones, uno de ellos en La Unión, en la Carrera de Irún; y otro en la población cartagenera de Roche, además se ha habilitado el teléfono '968 337859' para informar a los familiares de los evacuados.

Por lo que, previsiblemente, Cruz Roja habilitará un albergue provisional para un millar de personas y durante un periodo aproximado de 24 horas en el polideportivo de La Unión.

Igualmente, el Grupo Erie de Apoyo Psicosocial de Cruz Roja, cuyo coordinador ha asegurado que se ha atendido entre 15 y una veintena de personas por crisis de ansiedad.

A esto se une el estado de las carreteras, ya que la Guardia Civil de Tráfico ha cortado la carretera RM-314, que sale de Los Belones hasta Portmán, mientras que por otras dos carreteras, la Nacional 345 y la RM-320, sólo pueden circular y dar paso a los vehículos de emergencias y el personal habilitado.

Al hilo, el concejal de Seguridad Ciudadana de La Unión, Antonio Liarte, ha pedido tranquilidad a los vecinos y ha apuntado que ante cualquier problema acudan al polideportivo municipal de La Unión.

El fuego, según distintas informaciones, podría haber sido provocado; tesis que se fundamenta en los ocho incendios provocados que ha sufrido la zona desde su declaración como Zona Protegida en el año 1992, apuntan desde Ecologistas en Acción.

De hecho, según el presidente de la Comunidad, "todo apunta a que sea producto de la provocación y la insensatez". A pesar de ello, ha aconsejado ser "prudentes"y esperar a los resultados de la investigación.

Y es que "a las 23.50 horas de la noche lo más normal es que un incendio se produzca a partir de la provocación y la insensatez de alguna que otra persona", apuntó a preguntas de los medios de comunicación tras presentar el 'Plan Lorca'.

Probablemente, "ha sido provocado", apostilló, pero ahora mismo, aconsejó el presidente, "hay que ser prudentes, esperar a que se tomen las pruebas pertinentes, la Guardia Civil ya está actuando sobre el terreno", por lo que espera "conocer pronto si fue o no provocado". En este sentido, el director general de Emergencias, Luis Gestoso, ha advertido que si el incendio es provocado "no cabe duda de que pillaremos"al causante.

Esta zona, de las mejor conservadas del litoral murciano, estaba cubierta por matorral y bosque de pino carrasco, con presencia de especies endémicas y protegidas.

Entre estas especies se encuentran la Jara de Cartagena y la Sabina Mora o Ciprés de Cartagena. La primera está declarada en peligro de extinción que sólo se da en la zona de Cartagena (en Valencia existe un solo ejemplar natural), y cuya población era ya muy reducida antes del incendio.

La segunda especie es un árbol cuyas principales poblaciones están en el norte de Africa, pero que en Europa sólo cuenta con dos poblaciones naturales, una en Malta y la otra en los montes de Cartagena, por lo que está declarada como especie vulnerable.

Entre las aves presentes en el área afectada por el incendio, cabe destacar por su importancia el Aguila Perdicera, Halcón Peregrino, Búho Real y Aguila Real.

Al respecto, el portavoz de la Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse), Pedro García, ha asegurado que de entre todos los incendios declarados en los últimos años en esta zona, éste es "el más virulento, y de largo, el más importante".

Además, ha afirmado que la recuperación de zonas afectadas anteriormente sería aún más lento en una zona única en cuanto a su vegetación y por su protección europea debido a la excepcionalidad del lugar.

La zona está declarado como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y fue propuesto para ser nombrada Reserva de la Biosfera por la Unesco.