«El empleo es la mejor forma de recuperar a un enfermo mental»

«El sistema educativo debe cambiar; hacen falta profesionales preparados para educar a niños con problemas psíquicos»

«El empleo es la mejor forma de recuperar a un enfermo mental»
«El empleo es la mejor forma de recuperar a un enfermo mental»

VALLADOLID – Que los enfermos mentales y sus familias tengan una atención sociosanitaria al mismo nivel que cualquier otra patología; que desaparezca la discriminación y el estigma existente en la sociedad; que la investigación avance y el día de mañana la salud mental se pueda curar con un bisturí; respeto y, sobre todo, que estas personas puedan acceder a un puesto de trabajo en igualdad de condiciones que el resto. Éstos son los principales desafíos que al presidente de la Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes) de Castilla y León le gustaría ver cumplidos en el futuro. Sabe que es complicado y que queda mucho por hacer. Y más ahora, con la crisis y la escasez de recursos, pero ilusión y ganas no le van a faltar hasta conseguirlo.

– ¿Que opina del nuevo modelo de atención sociosanitaria de la Junta? ¿Da respuesta a los problemas?
 – Es pronto aún para sacar conclusiones, pero técnicamente es un buen modelo que llevábamos tiempo reclamando y que apoyamos.

– En Castilla y León hay diagnosticados 23.000 enfermos mentales, pero hay otros doce mil que no. ¿Por qué ocurre esto?
 – La enfermedad mental aún asusta, pero también es algo que se desconoce. Todavía se piensa que una persona con trastorno mental debe ser apartada de la sociedad. Y existe discriminación familiar. Se oculta el problema por miedo al rechazo. Tampoco la prensa ayuda a una normalización ya que en muchas ocasiones se magnifican las informaciones con enfermos mentales de por medio. Cuelgan una etiqueta que luego es imposible de quitar.

– ¿Es la Educación la solución?
 – Totalmente. Desde Feafes hemos impulsado el programa «Mentalízate», en el que profesionales acuden a los institutos a dar charlas sobre la enfermedad mental. Esta teniendo una gran acogida. Pero hay que ir más allá y cambiar el sistema educativo actual. El 50 por ciento de los problemas psiquiátricos se dan en la infancia y el sistema no tiene las herramientas necesarias para detectar los a edades tempranas.

– ¿Hacen falta más profesionales especializados?
 – Sí. No hay profesores preparados para educar a niños con trastornos mentales. Los superdotados, por ejemplo, necesitan una atención distinta porque van dos pasos por delante del resto y se aburren en clase. Pues con las personas con trastornos mentales ocurre lo mismo, pero al revés, ya que van dos pasos por detrás y necesitan otro tipo de educación.

– El acceso al empleo sigue siendo el principal caballo de batalla...
 – La discriminación laboral es brutal. El paro afecta a ocho de cada diez enfermos mentales. Además, muchos no tienen la formación adecuada. Nosotros en Feafes tenemos experiencia y podemos ayudar pero no es suficiente. Con trabajo se terminaría de golpe con muchas cosas. El enfermo recuperaría su autoestima, se reducirían los tratamientos farmacológicos y sería un ahorro para la sociedad, porque dejarían de recibir prestaciones y aportarían a la misma con su trabajo. El empleo es la mejor forma de recuperar y proteger a estas personas.


Temor ante posibles recortes
«La familia es la gran olvidada»
Jesús Corrales conoce como nadie lo que sufren los familiares de un enfermo mental. «La familia es la gran olvidada», lamenta, tras recordar lo que tuvieron que pasar él y su mujer hace trece años, cuando a un hijo suyo le detectaron un trastorno mental. «Estábamos solos y sin ayuda de nadie», recuerda. Y aunque reconoce que ahora es distinto, insiste en que hay que seguir ayudando a la familia y no dejarla sola. Teme posibles recortes de ayudas por la crisis, pero, pese a ello, advierte de que hacen falta más psiquiátras, psicólogos y enfermeros especializados para afrontar el creciente número de personas con alteraciones.