El nuevo superior de los religiosos apuesta por liberación «sin ideologías»

El arzobispo brasileño Joao Braz Aviz, recientemente nombrado prefecto de la congregación que supervisa a los religiosos y consagrados, ha escrito en «L'Osservatore Romano» a favor de una teología de la liberación que no sea tergiversada por el marxismo y otras ideologías.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Braz Aviz, de 64 años, recuerda que Juan Pablo II ya afirmó que la teología de la liberación «no es sólo útil, sino también necesaria». El prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y la Sociedad de Vida Apostólica recordó que dos instrucciones vaticanas, en la década de 1980, «corrigieron temas ligados al uso del método marxista para interpretar la realidad». «Pienso que todavía no ha sido suficientemente completado el trabajo teológico para desvincular la opción por los pobres de su dependencia de una teología de la liberación ideológica, como ha advertido últimamente Benedicto XVI», afirma el arzobispo.

Aunque habitualmente se dice que la teología de la liberación surgió en Latinoamérica, Joseph Ratzinger ya en los años 80 explicaba en su libro-entrevista «Informe sobre la fe» que en realidad surgió en los despachos de universidades alemanas y luego Europa la exportó.