El TSJC falla que TMB debe pagar «la pausa del bocadillo» con 890000 euros

Barcelona- El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha sentenciado que Transports Metropolitans de Barcelona debe pagar un total de 894.837 euros del erario público a los trabajadores que no pudieron disfrutar de su «pausa del bocadillo» entre el años 2006 y 2008. El tribunal estima así parcialmente el recurso instado por los conductores de autobús y falla contra el recurso de la empresa.

En 2007, la Justicia dictó, instada por una demanda de trabajadores de TMB, que éstos tenían derecho a disfrutar de quince minutos de pausa cuando trabajasen más de seis horas seguidas. La empresa recurrió la sentencia pero el TSJC dio la razón a los autobuseros.

Un año más tarde, en 2008, y tras una dura huelga por parte de los conductores de TMB, la compañía y los empleados acordaron un nuevo convenio colectivo que recogía dicha demanda. Con todo, el Juzgado de lo Social número 19 de Barcelona reconoció el derecho de los conductores a percibir el dinero correspondiente a las horas durante lo que debería haber sido su «pausa del bocadillo» entre el 21 de abril de 2007 y el 5 de mayo de 2008 y condenó a TMB a pagar 483.700 euros. La empresa recurrió ante el Tribunal Superior de Justicia pero también demandantes al entender que se les adeudaba la «pausa» no disfrutada durante 2006. Ahora, el TSJC, además de confirmar que TMB debe pagar más de 480.000 euros a sus empleados, confirma que también debe indemnizarlos con otros 411.137 euros por haber trabajado esos quince minutos «de bocadillo» entre los 21 de abril de 2006 y 2007.

Transports Metropolitans de Barcelona, que se vio obligada a depositar los primeros 400.000 euros en los juzgados, puede recurrir la decisión judicial ante el Tribunal Supremo.