Antoñete «Santo y seña de nuestra Cultura»

Los taurinos y su entorno reviven el «modélico perfil» de un torero que dejó huella dentro y fuera del ruedo por su «conocimiento y sencillez» 

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID-Lleno de «No hay billetes». La plaza de toros de Las Ventas superó con creces el ambiente de sus mejores tardes para despedir como se merece a uno de los diestros que, precisamente, más le han hecho vibrar de sus asientos. Toreros, ganaderos, empresarios, compañeros de la televisión a los que conoció como comentarista, artistas, famosos... Buena parte del mundo taurino quiso ayer acompañar a ese maestro del que tanto aprendieron dentro y fuera de los ruedos.

Palomo Linares
Matador de toros
«Ha sido y será un símbolo, vivía desde la sencillez, justo como debe ser un matador de toros. Fue torero de toreros. Trabamos a fuerza de cariño y recíproca admiración una gran amistad que se fraguó en España y América».

Julio Aparicio (padre)
Matador de toros
«Hacía el toreo único y reunió lo que es un torero. Siempre listo para entrenar, mejorar y dar su vida por el toro. Exigente consigo mismo, con pulir aún más su excelsa forma de lidiar, por eso más de una vez coincidí con él en el tendido, porque cuando no toreaba se venía a ver la corrida que fuera para seguir corrigiendo».

Julio Aparicio (hijo)

Matador de toros
«Le brindé mi obra más rematada en esta plaza tan difícil, la de 1994. Me acordé toreando mucho de él, porque ha sido uno de los tres toreros de los que más he aprendido, me ha dejado una huella tremenda como persona. Hoy le enterramos, pero es de los que nunca se irán de mi cabeza».

José Luis Lozano

Empresario y ganadero
«Un hombre nacido para el toreo hasta que murió. Hizo como nadie las leyes más básicas de la tauromaquia. Conocía al toro como nadie y luego lo interpretaba a su antojo para firmar esas faenas inigualables de las que destacaría su mano izquierda».

David Mora
Matador de toros
«Con su toreo nos dio lecciones y con sus comentarios nos corregía los errrores a través de unos ideales a la antigua usanza. Añejos. Sufrió y disfrutó la dureza y grandeza de Madrid como nadie».

Ramón García
Presentador
«Vengo a esta plaza, a su casa, y no me hago a la idea de que vengo a despedirle, hemos compartido ratos muy buenos cenando juntos cuando venía a Bilbao».

César Rincón
Matador de toros
«No creo que hoy estemos perdiendo un modelo de torear, porque se pierde su cuerpo sí, pero sus enseñanzas son inmortales, se quedan aquí en la historia de esta plaza y en sus faenas para que sigamos estudiándola».

Cristina Tárrega
Presentadora
«Le conocí a fondo ya retirado de los ruedos, pero puedo decir sin titubeos que ha conformado el mejor equipo humano y profesional de la televisión que he visto».

Jaime Urrutia
Cantante
«Es uno de los toreros por los que puedo presumir orgulloso de haber recibido la llamada de la Fiesta. Viendo su toreo en San Isidro y fuera de él creció aún más mi pasión por este puro arte».

Jaime Ostos
Matador de toros
«Una persona sensacional, que llevaba el toreo en la sangre. Sólo ya con verle vestido de luces infundía respeto. Torería. No faltaba nunca ese maldito vicio: el tabaco. Es ley de vida, pero me apena».

Cristina Sánchez
Matadora de toros
«Es un día triste, se me ha ido un ejemplo de torero, pero también de comentarista. Ha sabido mandar a la sociedad el mensaje de esta profesión, porque es santo y seña de nuestra Cultura. Con su concepto hizo que toreros de otra época distinta vivieran la Fiesta de manera mucho más profunda».

Adolfo Suárez destaca su afán de superación
Adolfo Suárez Illana también se acercó ayer a la sala Alcalá de Las Ventas para acompañar a la familia de Antoñete y destacó «el afán de superación de un torero hecho figura al final de su carrera».

 

El Ayuntamiento de Madrid honrará con una calle la trayectoria de Antoñete
Torero de Madrid. Y en pocas fechas, torero con calle en Madrid. Su ciudad. El Consistorio de la capital anunció ayer que ha empezado los trámites para dedicar una de sus calles a Antonio Chenel. La noticia fue confirmada a la salida de la capilla del cementerio de La Almudenapor el vicealcalde de la ciudad, Manuel Cobo. «Madrid, ciudad que tanto le quiso y a la que tantas alegrías dio, quiere recordar al diestro», explicó Cobo al tiempo que calificó al ya legendario diestro como una persona «muy querida, no sólo por el mundo del toro, sino por todos».