Lorca recibe voluntarios para recuperar el entorno natural

«A limpiar el mundo» busca sensibilizar al ciudadano

Un grupo de voluntarios que participaron ayer en la jornada sostenible realizada en Lorca e impulsada por una campaña mundial
Un grupo de voluntarios que participaron ayer en la jornada sostenible realizada en Lorca e impulsada por una campaña mundial

LORCA- La puesta en valor por el medio ambiente permite conservar la buena calidad de vida mediante acciones y políticas que velen por su protección. Así, la Ciudad del Sol celebró ayer una jornada de voluntariado para sensibilizar sobre la necesidad de conservar limpio el entorno y desarrollar tareas que ayuden a proteger el medio ambiente. La actividad, enmarcada en la campaña ambiental «A limpiar el mundo», pretende inspirar a los ciudadanos a que «limpien, reparen y conserven su medio ambiente local». En este sentido, medio centenar de voluntarios ambientales centraron su actividad solidaria en Lorca para colaborar en las tareas de recuperación y limpieza de sus viviendas. «Nuestro Entorno. Nuestro Planeta. Nuestra Responsabilidad», como reza el lema de la campaña ambiental, lanza un mensaje de concienciación a las comunidades acerca de la participación activa y el voluntariado en el cuidado del entorno natural.

La jornada sostenible, organizada por la Consejería de Presidencia, el Ayuntamiento de Lorca y la Asociación de Vecinos de La Viña de San Juan, mediante un programa de actividades formado por cuatro zonas de talleres y una decena de juegos tradicionales con el propósito de fomentar la concienciación y el compromiso con el entorno natural, el reciclado o la conservación de agua y energía entre los más pequeños. Además, los voluntarios ambientales que asistieron a la jornada sabatina también buscan que a nivel mundial se conozcan los daños humanos y materiales producidos en la ciudad a causa de los seísmos de 2011 y en las inundaciones producidas el pasado mes de septiembre para contribuir a dinamizar el municipio.
La campaña «A limpiar el mundo», cuyos inicios se remontan al año 1993 y que promueve la Dirección General de Medio Ambiente, moviliza cada año a casi 35 millones de voluntarios de más de un centenar de países y pretende sensibilizar a los ciudadanos de los múltiples beneficios que se obtienen de una actitud responsable con el medio ambiente para lograr en el municipio un desarrollo sostenible.