El Real Madrid fuerza el cuarto partido de semifinales

"San Llull"se volvió a aparecer en Vistalegre en el ultimo cuarto para romper con dos triples consecutivos el encuentro, cuando el mismo estaba empatado a 63 a falta de cuatro minutos y medio para el final. Llull, diez puntos en cuatro minutos y medio, encontró en Prigioni al imprescindible compañero que robó dos balones consecutivos al ataque baskonista.

Splitter, Huertas, Teletovic y compañía mantuvieron a su equipo por delante en el marcador durante buena parte del choque, pero no supieron contrarrestar la defensa y el acierto en ataque al final de éste tercer encuentro.El partido comenzó disparado, muy intenso, con canastas de todo tipo y con Tomic, con 10 puntos, en el Madrid y Splitter, con 9, en el Baskonia al frente. El Caja Laboral llegó a tener cuatro puntos en dos ocasiones, pero la salida de Llull con cuatro puntos seguidos empató el partido a 21 al final del primer cuarto.Ivanovic hizo una demostración de variantes ofensivas para dar otro pequeño estirón (28-33), pero un triple de Vidal y otro de Prigioni y los rebotes de Reyes equilibraron de nuevo el encuentro.A pesar de la igualdad en el marcador, el Baskonia siempre daba la sensación de anotar con mayor facilidad que el Real Madrid. A los locales cada canasta parecía costarles un mundo, mientras que los visitantes, con la seguridad que da tener dos partidos de ventaja en un "play-off"a cinco y con el factor cancha a favor en la eliminatoria, hacían todo con mayor seguridad. Así, el Caja Laboral llegó un punto por delante al descanso (37-38)Durante el tercer cuarto siguió el toma y daca, pero con el Madrid más metido e intenso, con más confianza, con Reyes, cinco puntos seguidos y cuatro rebotes para impedir que el Baskonia cobrase ventaja, y Llull definitivamente metidos en el partido que ganaba en intensidad. Enfrente, Ivanovic devolvía a Palacios a la dirección del equipo, que comenzaba a fallar poco a poco, en sustitución de Huertas.En el Caja Labora, Splitter, Teletovic, San Emeterio, con dos, y Oleson, con tres, se cargaban de personales a lo largo del tercer periodo. Un gran triple de Bullock sobre la bocina del final del minuto 30 daba al Madrid su mayor ventaja (58-53).Los jugadores interiores del Madrid dieron con la forma de cerrar a Splitter en su zona, la estrella del Caja Laboral sumó su tercera personal a cuatro minutos y medio para el final. Entonces, Prigioni robó dos balones o los perdieron los visitantes para que Llull encandenase dos triples consecutivos y diera seis de ventaja a los blancos (69-63) a 3:28. Y el argentino logró otro para dar nueve puntos de diferencia y forzar el cuarto encuentro el viernes en Vistalegre.