El ocupa que acusó a los agentes de torturas recurrirá el fallo

La Razón
La RazónLa Razón

Sevilla- Agustín Toranzo, el ocupa de Casas Viejas que se encadenó en un zulo para evitar el desalojo de este espacio en noviembre de 2007 y que acusó a dos agentes de la Policía Nacional de torturas físicas y psicológicas, recurrirá ante la Audiencia Provincial la sentencia que lo condena a pagar 6.000 euros por un delito de calumnias con publicidad al entender que se trata de una sentencia «muy dura».
Si no fuera estimado el recurso, su representación jurídica acudiría en amparo al Tribunal Constitucional y, por último, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, para lo cual cuenta con los medios económicos necesarios tras las donaciones efectuadas por distintas organizaciones.