El Mercado de Torrijos vence a la crisis

Como si fuera el Ave Fénix, el Mercado de Torrijos renacerá hoy de sus cenizas. Fue inaugurado en 1933, se derribó en 2006 y, en plena crisis, hoy volverá a abrir sus puertas, regresando a sus inicios.

.
.

Y es que, el emblemático mercado del número 8 de la calle General Díaz Porlier «vuelve a casa», tras cinco años de obras, con los puestos de toda la vida y algunas novedades.

Los 58 propietarios de la mítica «galería» de abastos del barrio de Salamanca han logrado sobrevivir a cinco años de obras, con las que han remodelado la imagen del centro, y han vuelto a montar las mismas carnicerías, pollerías, pescaderías y fruterías, que heredaron de sus padres y abuelos y que durante décadas abastecieron los hogares de la «Milla de oro» madrileña.

Sin embargo, lejos de ponerse a la altura de las lujosas tiendas que rodean la zona, Torrijos mantendrá la estructura de la «galería» de siempre, añadiendo algunos servicios extras con los que los comerciantes esperan «atraer, además de a los vecinos de siempre, a compradores de otros barrios y a los jóvenes que no nos conocen porque han llegado hace poco al barrio». Para ello, el mercado contará con un aparcamiento de 125 plazas, un gran supermercado, una sucursal del Banco Etcheverría, peluquería, tintorería, zapatería, bodega y una zona de restauración, a la que se accederá por la entrada de la calle Hermosilla, que tendrá un horario especial, hasta las doce de la noche.