El equipo de Romney critica la concesión de visado a la hija de Raúl Castro

El equipo del candidato republicano a la presidencia de EEUU, Mitt Romney, calificó hoy de "bofetada"la decisión del Departamento de Estado de conceder un visado a la hija del presidente cubano, Raúl Castro, para participar en un congreso académico la próxima semana.

La decisión de la Administración demócrata de otorgar el visado a Mariela Castro "es una bofetada para todos aquellos valientes individuos en Cuba que sufren una incesante persecución por luchar por los derechos universales que nosotros atesoramos", dijo en un comunicado Lanhee Chen, director de políticas de la campaña de Romney.

Mariela Castro Espín, conocida por su defensa de los derechos de los homosexuales, figura entre un grupo de 60 cubanos que han recibido visas de entrada a EE.UU. para participar en el XXX Congreso de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), en San Francisco (California), del 23 al 26 de mayo próximo.

La campaña de Romney, quien defiende el embargo contra Cuba y en enero pasado prometió luchar por "un final pacífico a la dictadura de Castro", calificó de "bofetada"el otorgamiento del visado a Castro Espín.

"Desafortunadamente, esta decisión forma parte de un patrón más amplio. Porque aún cuando los hermanos Castro han recrudecido la represión en la isla en los últimos tres años, la Administración Obama ha suavizado su respuesta", agregó Chen.

"Estados Unidos debería estar apoyando la libertad, en vez de hacer concesiones a los hijos privilegiados de dictadores comunistas", puntualizó.

En nombre del equipo que lleva la campaña de reelección de Obama, el líder comunitario Freddy Balsera dijo que el ataque de Romney es otro ejemplo de cómo éste "intenta sumar puntos políticos"para, a su juicio, desviar la atención "del hecho de que no tiene ideas propias para afrontar con éxito los retos del futuro".

Balsera enfatizó que, por contra, el mandatario estadounidense "considera que la promoción de la democracia y los derechos humanos en Cuba es un interés nacional de EEUU".

Obama, agregó Balsera, también cree que, además de mantener el embargo, el disminuir la dependencia del pueblo cubano sobre el régimen de Castro ayudará a alcanzar la meta de que se respeten los derechos humanos en la isla.

El equipo de Obama enumeró las medidas que ha tomado su Gobierno para disminuir esa dependencia, incluyendo la flexibilización de los viajes y remesas de los cubanoamericanos a la isla.

El vaivén de acusaciones se produce en unos momentos en que tanto Obama como Romney cortejan activamente el voto hispano, que será clave en estados "bisagra", incluyendo Florida.

Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (CENESEX), figura como ponente el día 24 en un foro titulado "Una Mirada a la Diversidad Sexual desde lo Político".

En días recientes, Castro Espín elogió la decisión del presidente Barack Obama de respaldar los matrimonios homosexuales.

La decisión de concederle el visado a EE.UU. también ha sido condenada por los legisladores estadounidenses de origen cubano en el Congreso.

Aunque en la práctica Obama y Romney ya se miden como los dos únicos rivales para los comicios presidenciales de noviembre próximo, la designación oficial del candidato republicano no tendrá lugar hasta la Convención Nacional Republicana, que se celebrará en Tampa (Florida) a finales de agosto.