El eterno celoso por Lluis Fernández

¿Se suicidó Natalie Wood o fue un homicidio accidental por maltrato? Estas preguntas vuelven a plantearse con la reapertura del caso, 30 años después de su muerte, con nuevas pruebas aportadas por su hermana. En el yate «Splendour», tres testigos, su marido, Robert Wagner, Christopher Walken y el capitán, Dennis Davern, quien declaró que la muerte de la actriz se debió a una pelea con su esposo, celoso de los coqueteos de la actriz con Walken. «¿Tratas de seducir a mi mujer delante de mis narices?», gritó celoso.

Los tres actores llevaban dos días bebiendo juntos para celebrar el final del rodaje de «Proyecto Brainstorm». Se especuló con un triángulo amoroso, figura geométrica bastante inestable. Según múltiples testigos, el trío estaba muy borracho y drogado. La primera pelea de la pareja comenzó en el restaurante Doug's Harbor Reef & Salon, donde Natalie coqueteaba abiertamente con Walken.

Aunque el caso se cerró con el veredicto de ahogo accidental, lo cierto es que Wood tenía numerosos golpes en el cuerpo, magulladuras en los brazos y un hematoma en la mejilla. Su hermana Lana declaró a «Vanity Fair» que Robert Wagner fue el culpable de la muerte de su hermana.

Él era famoso por sus estallidos violentos y sus celos. Cuando Natalie Wood comenzó a salir con Warren Beatty, éste le dijo a un amigo: «Quise matar a ese hijo de perra… Estuve merodeando por su casa con una pistola en la mano. No sólo quería matarlo, estaba preparado para matarlo». En su biografía, «Pieces of My Heart», escribió que se sentía culpable de la muerte de su mujer, con quien se casó dos veces, la primera en 1957 y la segunda en 1972.

El guapo y elegante Robert Wagner fue un galán juvenil que triunfó en los años 50 con películas en suntuoso color por technicolor. Su apostura le abrió los brazos de Liz Taylor, Joan Crawford, Joan Collins y una madura Barbara Stanwyck, con quien mantuvo un oculto idilio.
Natalie Wood fue una gran actriz, de una belleza convulsa. Junto a James Dean, encarnó la novia rebelde de América. Con Beatty, la novia torturada de «Esplendor en la hierba», y en «West Side Story» fue simplemente María.