Cultura recorta un 15 % en las grandes equipaciones

Después de anunciar que la conselleria de Cultura rebajaría su presupuesto un 10 por ciento, Ferran Mascarell aclaró en su comparecencia parlamentaria que los recortes se centrarán en los grandes equipamientos consorciados con otras administraciones

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell
El conseller de Cultura, Ferran Mascarell

Es decir, que centros estratégicos de prestigio internacional como el Liceo, el Macba, el Mnac o el Palau verán cómo la Generalitat reduce entre un 15 y un 20 por ciento su aportación. «Queremos ajustar en los centros donde tenemos más masa muscular. Los centros asociativoos, la cultura tradicional no sufrirán grandes cambios», afirmó ayer Mascarell.

El conseller de Cultura también aseguró que se congelarían ciertos proyectos, como la renovación del Museo de Historia, y que se replantearían los proyectos de nuevos centros expositivos, como el Museo del Cómic de Badalona o el Museo de Castellers de Valls. Además, volvió a insistir en la necesidad de simplificar la estructura de la conselleria y hacer desaparecer organismos y funciones que se repitan. «Vamos a compactar el equipo. El objetivo es ganar en eficiencia, una asignatura pendiente de la conselleria», aseguró Mascarell.

Uno de los organismos que más solapa sus funciones con otros estamentos es el Consell de les Arts, CoNCA. En este sentido, Mascarell aseguró que no habría ningún conflicto, aunque redujo sus funciones a «tutelar desde fuera», el trabajo de la conselleria. Respecto a las subvenciones, insistió en una única ventana abierta para peticiones, en lugar de las cinco que actualmente existen.

Sobre la Ley del Cine, Mascarell aseguró que su reglamento estará listo en un máximo de dos meses. Definió como «patata caliente» los artículos de la ley y aseguró que será complicado encontrar un acuerdo con el sector cinematográfico.