Di María dinero bien gastado

«Atrevimiento, personalidad y un campo de acción muy grande», virtudes que de él destaca el Madrid fichajes se atreven ya a hablar de tripleta

ÁNGEL DI MARÍA ha sido decisivo ante la Real, el Auxerre, el Milan y en las goleadas al Dépor y Racing
ÁNGEL DI MARÍA ha sido decisivo ante la Real, el Auxerre, el Milan y en las goleadas al Dépor y Racing

MADRID- Los cuatro fichajes madridistas ajenos a la Liga están sorprendiendo por su rápida adaptación. Carvalho, en cuestión de días, es el perfecto complemento de Pepe y ha hecho olvidar las lesiones de Albiol y Garay; lo mismo Khedira con respecto a Xabi Alonso, de tal forma que ha enviado al ostracismo a jugadores con brillante hoja de servicios en ciertas etapas, como Gago, Lass o Diarra. Pero, sin duda, los dos jugadores que más elogios están desatando y son el orgullo del club son Di María y Özil. El alemán de origen turco le viene muy bien al equipo de «Mou». «Es un jugador que nos conviene mucho, pues el juego del equipo es vertiginoso y él tiene pausa», expresan desde la entidad.
El argentino Di María tiene también una adaptación récord. Su paso por la Liga portuguesa (tres temporadas en el Benfica), donde el fútbol, como en España, es muy táctico y con ritmo, le ha encumbrado rápidamente en España, a diferencia de otros de sus compatriotas que recién cruzan el charco y tienen que acostumbrarse hasta a la altura del césped.
Las palabras de «Mou» tras el partido ante el Racing («Estoy orgulloso de ti») resumen el amplio aprecio por Di María. Desde otros estamentos del club, tampoco escatiman elogios para este «chico para todo» –extremo izquierdo, interior derecho o lateral izquierdo... por ahora–: «Es un jugador muy rápido y atrevido, le da lo mismo el escenario, no du-da en hacer una "rabona"y hasta una "chilena"en la misma jugada. Tiene mucha personalidad y eso es importante en un equipo como el Madrid. Es muy bueno en las dos fases del juego: con balón y sin él, cuando se pierde es muy generoso. Y tiene un campo de acción muy grande, desde los dos extremos lo puede expresar». Es más, los 25 millones de euros más 11 por incentivos ya no duelen tanto. «Bueno, siguen doliendo –dicen–, pero si juega a este ritmo y continuidad, será un dinero muy bien gastado».