Funcionarios de la Junta denuncian obstáculos para poder manifestarse

Defiendo mi Derecho afirma que hay trabas para que los empleados dispongan de sus días de asuntos propios.

La reinauguración de la Plaza de España de Sevilla fue el escenario de una de las movilizaciones más sonoras de los empleados públicos
La reinauguración de la Plaza de España de Sevilla fue el escenario de una de las movilizaciones más sonoras de los empleados públicos

Sevilla- «No paramos en ningún momento y seguiremos defendiendo nuestros derechos», aseguró ayer Esther Rodríguez, portavoz de la Plataforma Agua Pública y vicepresidenta de la Asociación Defiendo mi Derecho y la Función Pública antes de manifestarse ante un acto del consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, en Jaén. Sin embargo, Rodríguez confirmó, en declaraciones a LA RAZÓN, que están encontrando trabas para poder manifestarse. «Desde hace un tiempo estamos notando que la Administración ha tomado algunas medidas para no dejar que nos movilicemos con total libertad, ya que nos impiden tomarnos días de asuntos propios, como nos corresponde, para ir a alguno de los actos programados por los cargos de la Junta».
Esta semana, los trabajadores de la Agencia Andaluza del Agua volvieron a escuchar por boca de Díaz Trillo que «no hay motivos para la intranquilidad». Las mismas palabras «a las que parece que se han abonado todos los miembros del Gobierno andaluz», asegura Rodríguez, quien exige un compromiso real por parte del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y por la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo. «Estamos cansados de las buenas palabras y lo queremos, de una vez por todas, es que Griñán certifique por escrito que no va a enchufar a 20.000 personas y que retira el decreto».
 De momento, ambas plataformas anuncian que las movilizaciones previstas para los próximos días continuarán en la misma línea de la que protagonizaron el pasado domingo en la reinauguración de la Plaza de España. Un acto al que no acudió el presidente Griñán, que participó en un acto de su partido en Almería, y en el que sí estuvo el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, junto al alcalde hispalense, Alfredo Sánchez Monteseirín.