Mosqueteros post -Matrix

Paul W. S. Anderson dirige una versión en 3D del clásico

Logan Lerman da vida al espadachín  D'Artagnan
Logan Lerman da vida al espadachín D'Artagnan

Llegaron casi sin hacer ruido en el último tramo del pasado Festival de San Sebastián, donde se celebró la entrevista, y soltaron la traca: presentaron esta atrevida versión de «Los tres mosqueteros» en el velódromo. Las gradas del espacio con más aforo de toda la muestra reaccionaron sorprendidas ante una película de acción con todo tipo de recursos, patadas voladoras, zeppelings..., hasta ahora inéditos rodeando a estos espadachines. El joven Logan Lerman (D'Artagnan) aún conserva en sus ojos la expectación por un rodaje tan espectacular y rodeado de un casting estelar con Christoph Waltz, Orlando Bloom y Milla Jovovich, entre otros. Su personaje, el más arrogante de todos los recién llegados a París, es capaz de convocar a duelo a los tres mosqueteros por separados: «No es un tipo que me caiga mal, es presuntuoso porque le queda todo por aprender», comenta el actor. Es más, actúa como revulsivo: «Es un personaje que funciona como símbolo, pues encarna ciertos valores que son los que finalmente sirven para lograr que los mosqueteros dejen su retiro».

Un trío alicaído
Efectivamente, el trío de héroes está un atento alicaído porque el poder del cardenal Richelieu en la corte, que cuenta con su propia guardia, les tiene neutralizados. Lerman confiesa también su admiración por el director Paul W. S. Anderson, absolutamente responsable de esta nueva textura visual de los míticos personajes de Alejandro Dumas. Lerman confiesa que, pese a todo, el realizador no es un hombre cerrado «Resultó increíble que siempre estuviera atento y abierto a modificar cosas».

Le acompañaba Matthew Macfadyen, que interpreta a Athos, un hombre herido por la traición de Milla Jovovich (Milady): «Es normal que siempre esté malhumorado, pues bebe para ocultar el desengaño que le produjo el hecho de que su amada, Milady, vendiera tanto a él como a sus compañeros al duque de Buckingham», comenta el actor. Precisamente, este papel está interpretado por Orlando Bloom, que se marca un par de secuencias de gran nivel interpretativo con Waltz (Richelieu).

Macfadyen, intérprete inglés forjado en el teatro, está acostumbrado a las adaptaciones literarias, pues ya le vimos en «Robin Hood» y «Orgullo y prejuicio». No le importa demasiado que sean fieles al original o no, como ésta, «mientras estén bien resueltas». Ahora volverá al clasicismo porque está a punto de rodar «Anna Karenina» en versión de Tom Stoppard y dirigido por Joe Wright.


Más de un centenar
- Si unimos las versiones del cine y de la televisión, la novela de Alejandro Dumas (en la imagen) ya suma más de cien versiones diferentes.
- Una de las primeras fue en 1921, dirigida por Fred Niblo, y con todos los tics de principios del siglo XX.
- George Sidney cuajó un clásico en 1948 con Gene Kelly y Lara Turner. La más cómica quizá fue la de Richard Lester en 1975. Otra de las más recomendables es la reciente de Stephen Herek. (1993), con Charlie Sheen.