El lunes negro de Neira

El pasado miércoles, el profesor fue detenido tras circular haciendo eses por la M-40. Su tasa de alcohol era de 0,87.

El nombre de Jesús Neira vuelve a estar de actualidad, ya que el profesor tendrá que acudir hoy a los Juzgados tras ser acusado por un delito contra la seguridad vial. Neira tendrá que hacer frente a un juicio rápido tras ser detenido el pasado miércoles cuando circulaba con su vehículo por la autopista M-40, a la altura del kilómetro 5. Según las pruebas realizadas por la Guardia Civil, el profesor dio positivo en una prueba de alcoholemia al triplicar la tasa permitida con 0,85 miligramos de alcohol por aire espirado.

Ante esto, Neira alegó en su defensa que tan sólo había bebido una copa de vino y un licor de café, que fueron los responsables de potenciar un medicamento que toma para evitar ataques epilépticos. Eso fue todo lo que dijo tras ser detenido y, hasta el momento, ni Neira ni su familia se han pronunciado sobre la postura que adoptarán en el juicio para llevar a cabo su defensa.

De este modo, Neira, que es presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género, tendrá que dar explicaciones en el juicio rápido que tendrá lugar a las 10.40 horas en el Juzgado de Instrucción número 33, 34 ó 35. En un principio, la conducta de Neira puede dejarle sin carné entre uno y cuatro años, además de enfrentarse a penas de cárcel que van desde los seis meses hasta los dos años, según lo tipificado en el artículo 381 del Código Penal.

Tasa de alcohol de 0,87

Los hechos ocurrieron la noche del miércoles. Un policía nacional que en esos momentos se encontraba circulando por la M-40 observó como un coche «iba haciendo eses» y cómo «los coches se veían obligados a frenar», incluso llegando a ver cómo el coche chocó de forma leve con un camión.

El agente, que estaba fuera de servicio, le hizo una maniobra para obligarle a detener el vehículo y avisó al 062 para que se desplazara al lugar una patrulla de tráfico. La Policía detuvo a Neira, quien presentaba «síntomas evidentes de alcoholemia», y se le trasladó a la Comisaría del Barrio del Pilar, donde le realizaron dos pruebas de alcoholemia en las que dio una tasa de 0,87 miligramos de alcohol por aire espirada, el triple de lo permitido (0,25 miligramos).

Neira tendrá que responder ante el juez por las elevadas tasas de alcohol que presentaba en sangre en el momento de la detención, e intentar justificarla con los medicamentos que ingiere.