Los socios de Eroski se congelarán el sueldo

Contra la crisis menos sueldo y más trabajo. Es la máxima que adoptará este año también los socios de la cadena de disitribución Eroski

Los socios de Eroski han acordado congelarse el sueldo de nuevo y elevar su jornada laboral un 5% sobre la de 2009, como medida para afrontar la crisis económica. De esta forma, mantienen la iniciativa del pasado año, durante el que se incrementó un 10% el número de horas trabajadas, sin elevar la retribución.

De igual forma, los trabajadores tendrán la "opción individual"de mantener la jornada laboral de hace dos años y percibir un 5% menos, según ha explicado el presidente del grupo vasco de distribución, Agustín Markaide.

El nuevo responsable Eroski ha señalado también que el grupo ha reducido "ritmo inversor", a la espera de que "se aclaren esas perspectivas de relanzamiento de la economía"y se aprecien "movimientos"en el sector financiero.

Durante su presentación oficial ante los medios informativos en Bilbao, Markaide se ha referido al comportamiento de 2010, un año "débil"desde el punto de vista de las ventas, con un decrecimiento del mercado de alimentación, "por segundo año consecutivo".

Bajón de consumo

A su juicio, se trata de un hecho extraño, porque no sólo se ha producido una reducción de la cantidad económica, sino del volumen, "lo que ha marcado mucho el ejercicio". Si el inicio del pasado año fue positivo, a partir de mayo, coincidiendo con la crisis griega y el anuncio de reformas y congelaciones salariales, el mercado "dio otro bajón"en el que permanece. "No va a mejor ni va a peor", ha dicho.

Por esta causa, el grupo de distribución ha trabajado en "mejorar notablemente su eficiencia"mediante la contención de gasto y el incremento de la eficiencia y gestión de los procesos, ahorro que, en la última parte del año ha "volcado"al mercado, "a los márgenes y a la bajada de precios".

El nuevo presidente de Eroski ha afirmado que la cooperativa evita hacer previsiones de futuro por considerar que "las cosas no van a cambiar"en el plazo de un año, aunque tampoco irán "a peor".

Sin embargo, los negocios "diversificados"--Fórum o perfumería-- mantienen un comportamiento "especialmente bueno"en tiempos de crisis, por lo que, "por razón de negocio", Eroski "no está pensando en moverse". "Y por razones financieras no nos hace falta", ha agregado.

Además, Markaide ha calificado de "excelente"la evolución de las tiendas adquiridas a Caprabo, cuyas ventas son "como la media del Grupo o ligeramente peor".
"Están ganado cuota de mercado desde el primer momento en su zona", ha agregado.
Eroski "ha viajado", según Markaide con la "evolución del mercado"
y mantiene "más o menos en el mismo nivel de cuota". Para este año, su previsión es "mantener"la tasa del 11,5%, que le mantiene en tercer puesto, tras Carrefour y Mercadona.

Inversiones

Markaide ha afirmado que, en los últimos siete años, el ritmo "inversor"de Eroski ha sido "muy notable", al igual que el de desinversión. Sin embargo, el grupo ha decidido bajar "bastante"el nivel inversor y mantenerse de esta forma "durante un tiempo".

"Las perspectivas de rentabilización de las inversiones todavía son inciertas sobre el futuro y por lo tanto vamos a acompasar nuestros proyectos de inversión a esas perspectivas", ha argumentado.

Aunque ha admitido que el "listado de proyectos"sigue siendo "muy importante", ha precisado que se encuentran a la espera de que "se aclaren esas perspectivas de relanzamiento de la economía"y de que el sector financiero "también empiece a moverse". "Están en un ritmo de crucero", ha señalado.

Marcas propias
Markaide ha aludido al proyecto de cooperativización del grupo, que está "muy presente"en la "definición de ser"de la empresa, al margen de coyunturas. "Esa va a ser la manera en la que nos vamos a organizar en el futuro, sí o sí", ha puntualizado.

El grupo está "dando los pasos para avanzar en esa dirección", por lo que ha iniciado el "camino"en aquellos lugares en los que no estaba en marcha y continúa con las etapas en las filiales que ya habían comenzado la labor. "Creo que veremos la generación, el nacimiento de las primeras cooperativas, el año que viene, con seguridad", ha pronosticado.

El máximo responsable de Eroski ha explicado, respecto a las marcas propias, que en la actualidad la gama básica --compuesta por 'Basic' y otras-- constituyen, entre los productos de sus establecimientos, unas 1.000 referencias y aproximadamente el 20% de las ventas. Además, existen otras más de 2.000 referencias que ocupan el 13% ó 15% de la facturación, lo que sitúa en un 33% ó 35% las ventas de marca propia.

"No tenemos un empeño en subir esa cifra. El consumidor está tirando de esa tasa, pero ya teníamos una tasa alta bastante antes de esta crisis y no hemos necesitado hacer relanzamientos de gama porque ya estábamos ahí", ha dicho.

Markaide ha asegurado que Eroski se encuentra, en la actualidad, ante un reto, con una estable situación financiera y una mejora "notable"en los ratios de eficiencia, así como con un "enfoque"a la atención al cliente.