El Teatro Real consolida su proyecto

Una reunión tras otra y un teléfono que echa humo. Es el de Gregorio Marañón, quien había puesto su cargo a disposición del nuevo Ejecutivo, y que fue reelegido ayer presidente del Patronato del Teatro Real, cargo que ocupaba desde hace casi cinco años, y (su mandato expiraba en diciembre de este año). También se ha aprobado la continuidad de su director general, Miguel Muñiz, hasta julio, cuando termina la presente temporada operística. «La reunión se ha celebrado con normalidad y mi reelección ha sido aprobada por unanimidad. Tenemos el apoyo absoluto de las instituciones», declara, al tiempo que añade que «entiendo que este apoyo y renovación lo es al proyecto del coliseo».

El pasado 12 de noviembre, el presidente del Patronato aseguraba a LA RAZÓN, como si de una premocición se tratara, que «en el Real estamos tranquilos ante el nuevo Gobierno. Mi visión es serena y optimista. Estoy convencido de que en el ámbito cultural lo que funciona se mantendrá», decía, palabras que ayer, hizo suyas el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, al asegurar que «en estas difíciles circunstancias en las que nos encontramos lo que funciona hay que mantenerlo». Insiste Marañón en que la relación con el titular del departamento así como con el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, es espléndida.

Pulso a la sociedad
Tras finalizar la reunión del Patronato, su director artístico, Gerard Mortier, ha explicado la programación para 2012-2013, que seguirá por la senda de búsqueda de nuevos públicos, mejora de los cuerpos estables (coro y orquesta) e internacionalización del coliseo, como puntos clave, «todo ello a través de un repertorio en el que se puede tomar el pulso a la sociedad de hoy y darnos cuenta de que hay un lugar para la esperanza. Tenemos que ser realistas sobre la situación que atravesamos, adaptarnos a ella, pero albergando esperanza», señala Marañón, quien quiere subrayar que el presupuesto previsto para la temporada en curso se va a seguir de cerca «y volveremos a considerarlo en abril», una vez que hayan sido aprobados los Presupuestos Generales del Estado. Durante la reunión Patronato se puso de relieve el ejemplo de mecenazgo del Real y su gestión de taquilla, así como la financiación de un 42 % por parte de las administraciones públicas (lo que implica un descenso de estas aportaciones, que en épocas anteriores llegaron al 58%).

En la reunión se han incorporado a los nuevos patronos institucionales: José Ignacio Wert, titular de Educación, Cultura y Deporte; José María Lasalle, secretario de Estado de Cultura; Fernando Benzo, subsecretario de Educación, Cultura y Deporte; Miguel Angel Recio, Director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (Inaem); Ana Botella, alcaldesa de Madrid; y Fernando Villalonga, delegado del área de las Artes del Ayuntamiento de Madrid.

El peso intelectual
Entre las incorporaciones como nuevo patrono destaca la de Javier Gomá (en la imagen), director de la Fundación Juan March, «una llegada a la que doy la bienvendida porque me parece una persona de una talla intelectual altísima», declara Marañón, y adelanta que «de facto quiero que forme parte de la comisión asesora». La permanencia de Mario Vargas Llosa como patrono y presidente del consejo asesor es otra de las grandes noticias para el recién renovado: «No puede haber nada mejor que su aceptación por otros cinco años en un momento en que está anteponiendo su vida literaria otras ofertas», dice.