Goyas casi todo queda en casa

Estaba dentro de las previsiones que «Balada triste de trompeta» fuera una de las películas con más opciones vista la cosecha del cine español de 2010. Aun así, cuando ayer el notario entregó el listado de los filmes y profesionales que optarán a la XXV edición de los Goya, y después de que Jorge Sanz y Marta Etura leyeran las 15 candidaturas de su cinta, De la Iglesia parecía buscar justificaciones ante la Prensa

Álex de la Iglesia e Iciar Bollaín, principales candidatos a los premios Goya
Álex de la Iglesia e Iciar Bollaín, principales candidatos a los premios Goya

«No puedo hacer nada», zanjó en la sede de la calle Zurbano en referencia al carácter democrático de la institución y la libre voluntad de los académicos. Y añadía: «Una cosa es el Álex de la Iglesia director y otra el presidente de la Academia». No es habitual que el presidente de la institución que concede los premios atesore más candidaturas que nadie. Ni que la vicepresidenta –Bollaín– sea la tercera en el ránking. También ella le quitó hierro al asunto: «Me parece gracioso, no veo el problema». Además, argumentó que «es un buen síntoma, significa que la gente que representa a la Academia está en activo y haciendo películas que funcionan».

¿Cómo se dice «Buried»?

Los dos saben ya lo que es competir en estos galardones. La cineasta incluso los llegó a morder («Te doy mis ojos» fue la triunfadora en 2004). Peor la cosa no es sólo de dos: ahí están la sopresa del año, el oscuro relato «Pa Negre» de Agustí Villaronga, que suma 14 candidaturas, y «Buried (Enterrado)», la claustrofóbica aventura americana de Rodrigo Cortés, con 10. Las cuatro optan a los dos principales premios, director y película. Les siguen «Biutiful», de González Iñárritu (8), «Lope», de Andrucha Waddingtom (7), y la cinta de Julio Medem «Habitación en Roma» (4). Los premios cumplirán un cuarto de siglo a lo grande el 13 de febrero cambiando el Palacio de Congresos de las últimas ediciones por un escenario con más «glamour», el Real –para 2012, De la Iglesia ya apunta viajar al Liceu de Barcelona.

Además, recuperarán la alfombra roja, que había sido verde en las últimas ediciones, e invitará a personas del mundo de la cultura, no sólo del cine, a entregar premios. Antonio de la Torre, Javier Bardem, Ryan Reynolds y Luis Tosar se verán las caras en el apartado de mejor actor, mientras que en el de actriz principal competirán Elena Anaya, Emma Suárez, Belén Rueda y Nara Novas. En los apartados de actor y actriz de reparto, están Eduard Fernández, Álex Angulo, Sergi López y Karra elejalde, y Terele Pávez, Ana Wagener, Pilar López de Ayala y Laia Marull. Entre los rostros «revelación» se verá este año también a Carolina Bang (sin dar nombres, De la Iglesia lo dijo todo: «Hay un premio que me hace especial ilusión, ya sabéis cuál es»). La lectura tuvo lugar en un acto marcado por el buen humor de Sanz y De la Iglesia: la pronunciación de «Buried» –Jorge Sanz no acababa de atinar, y proponía decir «Enterrado»– dio mucho juego.