Literatura

Feliz 150 años de Joan Maragall

El domingo se cumplen 150 años del nacimiento del poeta catalán y se suceden los actos de homenaje.

Albert Pérez y Victoria Pagès en una escena del montaje «Joan Maragall, la llei d¿amor»
Albert Pérez y Victoria Pagès en una escena del montaje «Joan Maragall, la llei d¿amor»

Barcelona-El Festival Temporada Alta estrena esta noche «Joan Maragall, la llei d'amor», un montaje que gira en torno a la vida y obra del escritor catalán a través de sus poemas. Joan Ollé vuelve a subir a escena los textos de un clásico de las letras catalanas, en un montaje que del 14 al 31 de octubre recalará en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC). La reivindicación del poeta coincide con el 150 aniversario de su nacimiento el 10 de octubre. Paralelamente, el doctor en Humanidades Ignasi Moreta presentó ayer su biografía intelectual del escritor, «No et facis posar cendres», (Fragmenta), en el que se considera como el primer gran estudio riguroso sobre su figura. Han hecho falta 150 años, pero parece que por fin se hace justicia con Maragall.

Mosaico de una vida
Montserrat Carulla, Àngels Poch, Victòria Pagès, David Anguera y Paula Blanco encabezan un motaje que pretende ser «un mosaico» de la vida del poeta, «del nacimiento a su muerte», comenta Ollé. Los actores dan voz a los diferentes textos del autor, desde poemas, ensayos, artículos y que dan una visión completa de la Barcelona de finales del XIX y principios del XX. Desde textos conocidos como «Oda a Espanya» a «La vaca cega», a otros olvidados, Ollé consigue llevar a escena un Maragall polimórfico y lleno de matices, crea un personaje vivo más que recitar una antología de textos. «Contra las desigualdades sociales, Maragall tiene un antídoto, la ley del amor. Se anticipa al "All you need is love"de los Beatles», afirma Ollé.
El decorado, sin mucho atrezzo, irá dibujando los diferentes escenarios de la vida de Maragall, sobre todo desde un piso del barrrio de Sant Gervasi. Los actores se moverán en ese espacio diáfano con las palabras como gran sustento dramático.
Por su parte, Moreta se centra en su ensayo en dibujar un retrato intelectual y vital del poeta alejado del tópico del conservadurismo irredento, con enfoques especiales a su sensualidad y misticismo. Sobre todo, marca la influencia del darwinismo social en sus primeros artículos, la evolución del escritor en relación con la causa obrera, su distanciamiento de Torras i Bages y Gaudí, a la vez que aclara sus relaciones amorosas con Amanda, Teresa Ferran, Clara Noble y Haidé.