Cuatro cooperantes españolas mueren en un accidente de carretera en el Perú

 Llegaron al Perú hace apenas dos semanas para participar en un programa de voluntariado, pero ahora los familiares de las cuatro españolas fallecidas la madrugada de ayer en un accidente de carretera, en la provincia del Cuzco, esperan la repatriación de sus cuerpos sin vida. La ONG en la que las jóvenes cumplían las labores sociales, Señor de Huanca, no ha querido pronunciarse y todo indica que se trataría de un organismo irregular.

Según la información brindada por los propios deudos, Soraya Macías, Lorena Guerrero, María José Such y Lidia Monjas, junto a otros cinco compatriotas, se habían conocido hace menos de medio año por internet y habían decidido dedicar sus vacaciones de verano a los niños de la comunidad de Quenco, una paupérrima comunidad de la llamada Ciudad Imperial. Sus historias, sin embargo, cambiaron drásticamente la madrugada de ayer (aproximadamente a las siete de la tarde del miércoles, hora local), cuando la combi marca Hyundai en la que se dirigían al Cuzco se salió de la carretera y cayó por un precipicio de más de 300 metros en una zona cercana al complejo arqueológico de Pisac, a 30 kilómetros de la llamada Capital Arqueológica de América. «Estábamos de regreso al Cuzco para comprar algunas cosas que nos faltaban para el proyecto, cuando una de las ruedas se salió del camino de tierra e hizo que el coche pierda el equilibrio», contó con la voz entrecortada Sergio Sierra, uno de los supervivientes del accidente, a una agencia de noticias.Sierra y los otros cuatro heridos españoles fueron ingresados en el Hospital San José, del Cuzco. Los otros supervivientes son los españoles Alan Sandoja (esposo de María José Such), María Dolores Sánchez, Silvia Albert y Marta Díaz, pero es la salud de Sandoja –quien presenta un severo traumatismo craneoencefálico– la que más preocupa a los médicos del centro de salud, pues el resto de ellos está fuera de peligro. Hasta ahí también el peruano que conducía la combi. Una ONG ilegalEl silencio de la ONG se ha explicado con el paso de las horas. Señor de Huanca no figura en el registro de Organizaciones No Gubernamentales del Perú. De acuerdo a la Agencia Peruana de Cooperación Internacional, que regula a las ONG, ninguna asociación que no esté escrita en sus registros puede recibir fondos extranjeros.