«Women without men»: Una voz valiente

Dirección: Shirin Neshat y Shoja Azari.Intérpretes: Shabman Toloui, Pegah Ferydoni, Arita Shahrzad. Alema.-Austr.-Fran.-Italia-Ucrania-Marruecos, 2009. Duración: 95 minutos. Drama.

«Women without men»: Una voz valiente
«Women without men»: Una voz valiente

En «Turbulent», célebre instalación de la videoartista Shirin Neshat, el cántico de un hombre, dedicado a un grupo de admiradores, se enfrenta a la sinfonía de gritos y ruidos que surgen de la imagen de una mujer con velo frente a una platea vacía. Los que tienen voz imponen su silencio a las que carecen de ella: en la cultura islámica las mujeres no pueden cantar en público. En un encendido elogio de la pieza, Atom Egoyan destacaba que el contraste entre lo concreto masculino y lo abstracto femenino era el modo en que Neshat había sabido sintetizar el conflicto de género en la sociedad iraní. El problema de «Women Without Men» es que Neshat se haya visto obligada a desarrollar un relato basado en ese abstracto femenino, y esa búsqueda de lo narrativo ha traicionado un poco el espíritu del proyecto.

 ¿Cuándo se produce esa traición? Cuando las cuatro mujeres que protagonizan la ópera prima de Neshat se transforman en «casos» o, lo que es lo mismo, en estereotipos. Mujeres encarceladas en matrimonios infelices o en familias que no les permiten decidir por sí mismas, prostitutas que mutilan su cuerpo para expresar su malestar, chicas que deben sacrificar sus sueños en los albores del golpe de estado en Teherán en 1953. A los dramas de estos personajes les cuesta despegarse del cliché, como si de repente se hubieran visto contagiados por la concreción de lo masculino; como si Neshat no hubiera podido evitar que las inseguridades de la cineasta debutante deformaran la madurez con que había tratado una de las grandes preocupaciones de su obra como videoartista, a saber: la lucha de la mujer por hacerse oír en un entorno opresivamente patriarcal. El tema está presente, pero sólo alza el vuelo cuando la forma se abstrae del fondo, y se separa de él.