«Non stop» por Blanca Basiano

La RazónLa Razón

Ni veinticuatro horas ha tenido Rajoy para relajarse y celebrar su triunfo histórico. «Ahora comienza la tarea». Lo decía el domingo, en su primera aparición como presidente «in pectore» desde el balcón de la victoria. Y eso es lo que ha hecho. Ayer, después de encerarse en su despacho de Génova 13, marcaba en el Comité Ejecutivo Nacional la hoja de ruta para encaminar y llevar a buen puerto el traspaso de poderes con el Gobierno saliente.

Rajoy y Zapatero ya han hablado para que sea una trasferencia ejemplar. Si no hay contraorden, habrá que esperar treinta largos días con sus treinta largas noches para que Rajoy, oficialmente, tome el timón de la nave.

La maquinaria del PP ya está en marcha. Los populares arañarán los días para tener formado un Ejecutivo lo antes posible; piden que se acelere el periodo de transición debido a la crítica situación de los mercados, que ni esperan ni entienden de plazos. Y tienen razón. De momento Rajoy ha elegido a Sáenz de Santamaría como interlocutora para que pilote y encarrile el traspaso.

De aquí a que nos comamos los turrones, quedan muchos anuncios, cambios y, sobre todo, especulaciones sobre la quiniela de ministrables. La campaña electoral sólo ha sido un entrenamiento. Ahora empieza la verdadera carrera contrarreloj. Una maratón contra la crisis que, por ahora, nos lleva más de tres años de ventaja.