Los proyectos estratégicos para la economía se tramitarán en ocho meses

La tramitación exprés se limita a iniciativas claves para la Comunitat, aunque los PGOU reducirán a año y medio su aprobación.

038val05fot1
038val05fot1

VALENCIA-Tal y como sigue el panorama económico sería imperdonable que la puesta en marcha de un proyecto que puede aportar beneficios económicos y puestos de trabajo a la Comunitat, se quedase enredado en el entramado burocrático.
Por ello, la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana (ETCV) contempla excepciones a la planificación general y prevé que aquellos proyectos que sean declarados por el Consell como estratégicos tengan el privilegio de acogerse a una tramitación exprés, de tal manera que pueda ponerse en marcha en un plazo máximo de ocho meses. Así mismo, el resto de planes de ordenación urbana también verán reducida su aprobación de los cuatro años actuales al año y medio.
Así lo explicó ayer la directora general de Territorio y Paisaje, Arancha Muñoz, tras la reunión del Comité de Seguimiento de la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana que estuvo presidida por el jefe del Consell, Francisco Camps, y en la que también estuvieron presentes otros miembros del Consell, como los tres vicepresidentes, Vicente Rambla, Gerardo Camps y Juan Cotino, y empresarios.
Muñoz incidió en que la simplificación de los trámites se puede realizar siguiendo la evaluación ambiental estratégica marcada por Bruselas y que no significará que estos proyectos no vayan a cumplir requisitos ambientales.
Además de la agilización de los trámites, los proyectos estratégicos podrán exceder el límite máximo de ocupación de suelo, realizarse al margen de la planificación de suelo, quedarán exentos de determinadas licencias municipales y tendrán ventajas fiscales.

La definición, la clave
El quid de la cuestión se centra ahora en saber qué entenderá el Consell por una actuación estratégica. De primeras, debe llevar aparejada la creación de empleos y respetar la «infraestructura verde» que dibuja la ETCV, pero además deberá estar relacionada con actuaciones que contribuyan a mejorar la competitividad, cualificación y reconversión de los sectores tradicionales. Por ejemplo, en el ámbito de la agricultura se valorarán aquellas inversiones que vayan destinadas a mejorar el desarrollo tecnológico de la misma y que aporten valor añadido a este sector con elevada presencia en la Comunitat.
También pueden ser actuaciones que tengan como objetivo la atracción de talentos y la implantación de equipamientos turísticos de elevada excelencia.