Las funcionarias valencianas podrán reducir jornada laboral sin perder salario para conciliar

Las trabajadoras de la Generalitat Valenciana podrán reducir su jornada laboral sin pérdida de retribuciones y tendrán reservadas un mínimo del 45% de las plazas ofertadas en cursos para reforzar las habilidades directivas como fórmulas para favorecer la conciliación y potenciar la igualdad.

La conciliación sin reducción de sueldos son algunas de las medidas que recoge el I Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres de la Administración de la Generalitat (2020-2012), que han presentado hoy la consellera de Justicia y Administración Pública, Paula Sánchez de León, y la vicepresidenta de la Comisión de Igualdad del Consejo Europeo, Carmen Quintanilla. La consellera ha asegurado que la conciliación es "uno de los grandes retos"que tienen, aunque ha advertido que "aún queda camino por recorrer"y ha justificado este plan en "la responsabilidad"de impulsar "acciones reales que incidan en el campo de la igualdad". El plan responde a la necesidad de combatir los datos de un estudio de la situación laboral del sector público, donde el 63,5% del total de empleados son mujeres -unas 11.000- pero existen categorías "feminizadas", sobre todo en grupos de menor titulación, y poca presencia de mujeres en cargos superiores."Hay que acabar con el burka invisible de los convencionalismos y prejuicios que impiden el desarrollo profesional de las mujeres", ha afirmado y ha citado que el plan busca promover la igualdad en el acceso al empleo y la conciliación, así como el uso de un lenguaje no sexista, fomentar la formación en igualdad y combatir los efectos de la violencia de género y acciones contra el acoso sexual. Para ello, el plan permite reducir la jornada laboral una hora o sin superar la mitad del horario sin pérdida de retribuciones para cuidar familiares con discapacidad o enfermos crónicos o hijos mejores de 13 años con necesidades especiales, así como para ejercer el derecho de asistencia social en caso de violencia de género.También establece adaptar los horarios en una hora para quienes tenga a su cargo personas mayores de 65 años con necesidades especiales, familiares con enfermedades graves o discapacidad superior al 65% e hijos hasta 13 años o menores de esas edad en régimen de acogimiento. Esa reducción será de dos horas para familias monoparentales o numerosas. Hace especial hincapié en la formación en igualdad, un aspecto "clave", según Sánchez de León, así como en consolidar acciones para combatir la violencia de género como reducción de jornada, excedencias o traslados y prevé trámites preferentes y procedimientos ágiles para todas esta medidas.Asimismo recoge la elaboración por parte de la Administración de un protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de género, que deberá estar concluido el próximo día 31 de julio, y promociona la salud laboral entre las empleadas públicas con test de salud y protocolos para detección de problemas por razón de sexo. También fomenta la evaluación periódica de la efectividad del principio de igualdad con la creación de unidades de trabajo que coordinen las políticas y hagan un seguimiento y promueve la igualdad en el acceso al empleo público, la promoción y la carrera profesional de la mujer.Este plan "innovador, valiente y ambicioso", según Quintanilla, permite a la Administración autonómica valenciana "adelantarse en el reto de flexibilizar y racionalizar horarios"para conseguir que "la conciliación laboral y personal sea una realidad"en la Comunitat. En ese sentido, ha señalado que el Plan de la Generalitat "va un paso por delante"de la Ley de Oportunidades del Gobierno, que a su juicio, "se queda corta"en estos aspectos y ha apelado al "trabajo"para que "las mujeres no tengan que renunciar a puestos de toma de decisión para ser madres por no poder conciliar"o viceversa.