La cosecha de cerales del próximo otoño-invierno descenderá un 25%

Las condiciones metereológicas hacen cambiar las previsiones anteriores sobre la producción de cereales.

Los precios de los cereales podrían subir por el recorte de la oferta a causa de una meterología adversa
Los precios de los cereales podrían subir por el recorte de la oferta a causa de una meterología adversa

Vitoria- La cosecha de cereales de otoño-invierno (trigo, cebada, avena, centeno y triticale) podría ser inferior a los 15 millones de toneladas, lo que supondría un recorte de al menos el 25 por ciento en relación con la producción del año pasado, de acuerdo con las últimas previsiones hechas por organizaciones agrarias y por otras fuentes del sector. Y es que las estimaciones de cosecha de cereales de otoño-invierno empeoran a medida que pasan los días, debido a las desfavorables condiciones climatológicas que se están registrando para el desarrollo de estos cultivos, especialmente en Castilla y León, que es la región más importante desde el punto de vista de la producción.Altas temperaturasLas previsiones del tiempo para los próximas días, con una ola de elevadas temperaturas (muy superiores a las habituales en esta época del año) y ausencia de lluvias no hacen más que empeorar la situación. Debido en gran parte a las estimaciones anteriores, todavía muy preliminares y que pueden variar mucho en función de la climatología de los próximos días, los precios de los cereales en el mercado interior se han orientado de forma clara al alza. Así, durante la semana pasada se registraron incrementos en las principales lonjas. Es lo que sucedió en Toledo, con aumentos significativos en las cotizaciones del maíz (subió 4 euros por tonelada) cebadas (1 euro) y trigo para pienso (3 euros). En la Lonja del Ebro, con sede en Zaragoza, también se anotaron alzas de entre 1 y 4 euros por tonelada, correspondiendo estas últimas al maíz. Salamanca y Zamora también registraron subidas, en este caso de la cebada. A esta tendencia alcista contribuyó la evolución de los principales mercados internacionales, en los que hubo aumentos significativos durante la semana pasada, una vez que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) publicó sus primeras estimaciones de cosecha para la próxima campaña, en las que aventura caídas significativas, tanto en la producción de trigo como en la de cereales secundarios (cebada, maíz…).En concreto, destaca un descenso del 2,3 por ciento para el conjunto de cereales durante la campaña de comercialización 2009-10, por lo que la producción se situaría en 1.739 millones de toneladas frente a los 1.780 millones de la actual. En trigo, el recorte será del 3,6 por ciento (657 millones de toneladas); el USDA prevé que en la Unión Europea (UE) se recojan 13,3 millones de toneladas menos de este cereal. En cuanto a los secundarios, el recorte a nivel mundial será del 1,53 por ciento.