La Zona Cero y Naciones Unidas puntos centrales del viaje del Papa a EE UU

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Roma- Benedicto XVI pasará el tercer aniversario de su proclamación como Papa y su 81 cumpleaños en Estados Unidos. Será el próximo mes de abril, cuando el Pontífice realice su primer viaje oficial a este país, en el que pasará del 15 al 20 del citado mes. Después de que el pasado mes de noviembre fueran filtrados algunos detalles de la visita, ayer la Sala de Prensa del Vaticano informó de las fechas y etapas de la estancia de Benedicto XVI en Estados Unidos. Hasta el momento, sólo ha sido confirmado oficialmente que el Papa irá a las ciudades de Washington y Nueva York.

El obispo de Roma comenzará su viaje el día 15 en el aeropuerto romano de Fiumicino, desde donde volará hasta la base aérea de Andrews, en el Estado de Maryland. Desde allí se desplazará a la capital estadounidense, Washigton, donde al día siguiente, en el que Benedicto XVI cumple 81 años, se reunirá con el presidente George W. Bush en la Casa Blanca. El 17 de abril, el Pontífice celebrará una misa en un estadio de béisbol para encontrar a continuación a una representación de estudiantes y profesores católicos de todo el país en la Catholic Universiy of America.

Misa en San Patricio

Al día siguiente se cumplirán tres años del inicio de su pontificado y Benedicto XVI viajará hasta Nueva York para realizar uno de los acontecimientos más esperados de su visita: su discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas. El día 19 el Papa recorrerá el corazón de Nueva York para acudir a la célebre catedral de San Patricio, donde celebrará la eucaristía.

En la última de sus jornadas de visita a Estados Unidos, el Pontífice vivirá con su desplazamiento a la Zona Cero uno de los momentos más emotivos de su estancia. Según adelantó en noviembre el arzobispo Pietro Sambi, nuncio de la Santa Sede en Estados Unidos, Benedicto XVI mostrará en el lugar que ocuparon las Torres Gemelas «su solidaridad con aquellos que han muerto, con sus familias y con todos los que desean el fin de la violencia y buscan la paz». Cuando concluya su visita al lugar del ataque del 11-S, el Papa celebrará la eucaristía en el estadio de los Yankees, para partir al día siguiente hacia Roma.