Los etarras detenidos en Mondragón son los presuntos autores del atentado de la T-4 de Barajas

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado hoy que los dos detenidos el pasado domingo en Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa), Igor Portu y Martín Sarasola, y uno de los huidos, Mikel San Sebatián, son los presuntos autores del atentado de la T-4 de Barajas cometido el 30 de diciembre de 2006.
El titular de Interior ha confirmado en una rueda de prensa en el Ministerio del Interior que ha sido la declaración de Sarasola ante las fuerzas de seguridad la que ha llevado a esta conclusión, ya que relató «con pelos y señales» estos hechos.
Rubalcaba ha explicado que estos tres presuntos terroristas junto a un segundo huido -Jose Iturbide Otxoteko- formaban parte de un comando creado por Jose Antonio Aranibar Almandoz, lugarteniente del dirigente de ETA Mikel Garikoitz Azpiazu «Txeroki», que actuaba desde 2002.
Aranibar fue detenido el pasado dos de julio en el País Vasco francés cuando intentaba introducir en España un coche bomba que la organización terrorista había planeado hacer estallar coincidiendo con la celebración del debate sobre el estado de la Nación que tuvo lugar esos días.
A partir del año 2002 el comando integrado por estos cuatro presuntos etarras comenzó sus actividades, primero pasando supuestos terroristas a través de la frontera francesa, y posteriormente introduciendo armas y explosivos.
Entre las acciones mas importantes que las fuerzas de seguridad del Estado atribuyen a este comando, además del atentado de la T-4, destaca la explosión el pasado 26 de agosto de una autocaravana cargada con 100 kilos de explosivo en Cuevas de Vinroma (Castellón), cuyos presuntos autores materiales fueron los dos detenidos, Igor Portu y Martín Sarasola.
Los investigadores creen que los tres etarras autores materiales del atentado de la T-4 fueron también los tres encapuchados que en septiembre de 2006, en un acto de homenaje con motivo del Gudari Eguna -día del soldado vasco- celebrado en el monte de Aritxulegi (Guipuzcoa), leyeron un comunicado de ETA, dos de ellos armados.
Rubalcaba ha destacado que se trata de un comando importante por ser responsable de los atentados mas graves de los últimos tiempos y ha subrayado que ha sido especialmente activo y «clandestino», puesto que eran miembros legales de ETA, lo que dificultaba aún mas su identificación por parte de las fuerzas de seguridad.
Además, los dos detenidos son los supuestos autores materiales de la explosión de una autocaravana cargada con 100 kilos de explosivo en Les Coves de Vinromà (Castellón), el pasado 26 de agosto.
No obstante, ha recalcado que la operación sigue abierta y que poco a poco «irán saliendo mas cosas».
Está previsto que el próximo viernes Martín Sarasola pase a disposición judicial.