Muere a los 82 años el ex presidente argentino Raúl Alfonsín

- Una multitud despide los restos del ex presidente Alfonsín en el Congreso Nacional - Será sepultado mañana en el Cementerio de la Recoleta

La muerte del ex presidente radical Raúl Alfonsín, fallecido en lanoche del martes a causa de una neumonía agravada por un cáncer depulmón que padecía desde 2007, ha provocado un compartido sentimiento de congoja en toda la población y una multitud comenzó a desfilar hoy por la Cámara de Senadores de la Nación donde son velados sus restos, que serán sepultados mañana en el cementerio de la Recoleta. El Gobierno argentino decretó tres días de luto para honrar al expresidente que condujo el destino de Argentina tras de la dictadura militar (1976-1983) y que tuvo que enfrentarse a los militares debido a su decisión de enjuiciar a los jerarcas condenados en 1985 por violaciones a los Derechos Humanos. Desde primera hora de la mañana, miles de personas comenzaron adesfilar por el Salón Azul de la Cámara de Senadores, donde se instaló la capilla ardiente para recibir sus restos. Al conocerse lanoticia anoche de su fallecimiento, miles de personas se congregaron frente a su domicilio, en la avenida Santa Fe. Muchos de ellos pasaron la noche allí en una improvisada vigilia,mientras encendían velas frente a su edificio y cantaban el himnonacional. Todos recordaban al ex presidente radical como una figura íntegra y honesta, que tuvo el temple necesario para lograr que Argentina se encaminara hacia la vida en democracia, tras un siglo jalonado por golpes militares. Todos los dirigentes de su propio partido, la centenaria Unión Cívica Radical, y los del eterno opositor, el Partido Justicialista, coincidieron en destacar las virtudes del ex mandatario, que debió entregar seis meses antes el poder al peronista Carlos Menem (1989-1999), acorralado por una crisis económica. "Es una pérdida muy grande para la democracia. Alfonsín cumplióuna trayectoria impresionante y fue uno de los artífices para queArgentina vuelva a la libertad y a la democracia", dijo Menem. "Fuimos, somos y seguiremos siendo amigos como siempre", agregó. Alfonsín y Menem firmaron el criticado Pacto de Olivos, que permitió que los dos partidos entonces mayoritarios acordaran modificar la Constitución Nacional en 1994, para permitir que el presidente peronista pudiera acceder a un segundo mandato en el gobierno.

"PROFUNDO RECONOCIMIENTO" El ex presidente Néstor Kirchner (2003-2008) recordó a Alfonsíncomo "un hombre de muy fuertes convicciones al que los argentinos van a reconocer", y destacó que "tengan las ideas que tengan, le debemosun profundo reconocimiento, aún desde las diferencias, es un dolor intenso para los argentinos, más allá de las ideas". "Nosotros, todos aquellos dirigentes que éramos jóvenes cuandoAlfonsín asumió la Presidencia, abrazamos con mucha fuerza la vocación democrática del doctor Alfonsín, siempre estuvo en la misma tribuna, diciendo lo que pensaba. Va a tener un profundo reconocimiento por ser quien encabezó el retorno democrático", opinóKirchner. El ex presidente consideró que los argentinos "van a tener unprofundo reconocimiento"a la figura de Alfonsín porque ya lo tuvo "en vida"por haber encabezado "el proceso democrático a partir de1983, pero además el juicio a las Juntas Militares". "Su nombre estáescrito en la historia", resaltó. Precisamente, la esposa de Kirchner, la actual presidenta CristinaFernández, actualmente en Londres para asistir a la cumbre del G-20,le invitó en julio del año pasado a un acto en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, en el que se descubrió un busto en su honor. Fue su última aparición pública. "Está toda la gente muy acongojada, ustedes conocen la relación de afecto que yo tenía con él", dijo la presidenta a los periodistas enLondres. Y agregó que "su figura está indisolublemente ligada a la recuperación de la democracia, después de la dictadura más sangrienta que hayamos vivido los argentinos". La mandataria adelantó su regreso a Argentina al viernes, en lugar del sábado como estaba previsto, aunque el entierro de Alfonsín se realizará mañana en el tradicionalcementerio de la Recoleta. Su intención es reunirse con la familia del ex presidente.

PÉSAME DE DIRIGENTES MUNDIALES Mandatarios y dirigentes políticos de todo el mundo destacaron lafigura del ex presisidente, desde el Rey Juan Carlos y el presidentedel Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, hasta el ex presidente brasileño José Sarney, quien junto a Alfonsín dio el pistoletazo de salida al Mercosur, la unión comercial y políticaintegrada por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, a la que se haya adherida Venezuela. El incesante desfile de público por el edificio del CongresoNacional, donde los restos de Alfonsín son velados con una guardia de honor del Regimiento de Granaderos, la escolta oficial de los presidentes, recordó por su magnitud a la muerte de otro gran líder político de Argentina, Juan Domingo Perón, fallecido el 1 de julio de1974. Nacido el 12 de marzo de 1927 en la ciudad de Chascomús, un pueblorural a 120 kilómetros de Buenos Aires, abogado de profesión,Alfonsín dedicó toda su vida a la lucha política y su punto más alto lo vivió el 30 de octubre de 1983, cuando derrotó al candidato del peronismo, Italo Luder. Fue la primera derrota que sufrió el hasta entonces imbatible peronismo. Alfonsín es recordado por haber impulsado el juicio a los jefes dela dictadura, pero a su gobierno también se debe la sanción de la Ley de Divorcio, pese a la oposición de la poderosa Iglesia Católica. Enel déficit de su presidencia debe anotarse su errática política económica, que derivó en un proceso hiperinflacionario que le obligó a entregar seis meses antes el poder a Menem. De todos modos, de él destacan como su principal virtud el habersabido llevar el país hacia otro gobierno democrático, entregar elpoder a un presidente de otro signo político y desterrar para siempre el rol de las Fuerzas Armadas como árbitros de la política argentina.