Todos los agentes de los Mossos deberán ir identificados a partir del martes

Todos los agentes de los Mossos deberán ir identificados a partir del martes
Todos los agentes de los Mossos deberán ir identificados a partir del martes

Todos los agentes de los Mossos d'Esquadra, a excepción de los que vistan de gala, deberán llevar a partir del próximo martes su número de identificación en un lugar visible de su uniforme, lo que afectará especialmente a los antidisturbios, que en su mayoría no lo hacían hasta ahora. Así se establece en un decreto del gobierno catalán, que entrará en vigor el próximo martes y comportará que todos los agentes, a excepción de los que vayan de gala, estarán obligados a llevar en la parte superior de su uniforme una tira adhesiva con su número de identificación profesional (TIP). Esta medida, que afectará especialmente a los agentes antidisturbios, responde a una histórica reivindicación de las plataformas sociales en defensa de los derechos humanos, que siempre han reclamado que todos los policías vayan convenientemente identificados para detectar a los autores de posibles excesos en cargas policiales. El gobierno catalán aprobó este decreto el pasado 4 de noviembre, aunque no entrará en vigor hasta el próximo martes 12 de mayo porque fue publicado en el Diario Oficial de la Generalitat el 11 de noviembre y establecía un periodo de adaptación de seis meses y un día. En concreto, el decreto modifica el reglamento sobre los uniformes de los agentes para poder adaptarse a la orden interna dictada antes del verano por el entonces director de la Policía, Rafael Olmos, para que todos los agentes lleven en un lugar visible su número de identificación, con el objetivo de "profundizar en la voluntad de facilitar a los ciudadanos el ejercicio del derecho a poder identificar en todo momento a los policías". Desde el año 2003, el gobierno catalán ya obligaba a los agentes a llevar su identificación en los uniformes de trabajo operativo, de campaña, de tráfico y de media gala, pero dejaba fuera de la reglamentación, entre otros, a los antidisturbios. El decreto, que fue avalado por el consejo de la policía catalana -con el consentimiento de todos los representantes sindicales-, y la comisión jurídica asesora, establece que se debe incorporar en la parte delantera superior derecha de los uniformes una franja adhesiva de color azul marino y de dos centímetros de ancho y cinco de largo con el número de identificación. La obligación de que todos los agentes de la policía catalana, especialmente los antidisturbios, lleven su número de identificación profesional en un lugar visible de su uniforme ha satisfecho a medias a los sectores pro-derechos humanos que lo reclamaban históricamente. Algunos de estos sectores consultados por Efe consideran que la medida se ha quedado corta, ya que, al tratarse de una franja adhesiva, de quita y pon, advierten de que los agentes podrían estar tentados a sacarse la identificación en determinados momentos para evitar ser reconocidos. Por ello, mantienen que habría sido mejor imitar el modelo que se aplica en otros países europeos y que la identificación de los agentes antidisturbios estuviera impresa de forma fija en los cascos de los policías. Con esta reivindicación, estos sectores pretendían poner fin a la sensación de "impunidad"con la que, a su juicio, actúan algunos agentes, especialmente los antidisturbios, durante las cargas policiales en manifestaciones e incidentes callejeros. En este sentido, recuerdan que, hasta ahora, todas las denuncias presentadas por estudiantes por las cargas en las manifestaciones anti-Bolonia del pasado mes de marzo han acabado siendo archivadas por el juzgado por falta de autor conocido, lo que podría haberse evitado si los policías ya hubieran ido identificados. Durante las cargas policiales del pasado mes de marzo -que provocaron el cese de Rafael Olmos al frente de la policía catalana-, ningún agente la brigada móvil -antidisturbios- llevaba visible su número de identificación, porque aún no era obligatorio.