FC Barcelona

Un trámite peligroso

Víctor Valdés, durante el entrenamiento de ayer en el Allianz Arena
Víctor Valdés, durante el entrenamiento de ayer en el Allianz Arena

BARCELONA- El 6 de noviembre de 1991, el Barça de Cruyff saltaba al Fritz Walter Stadion de Kaiserslautern convencido de que no tendría ningún problema para acceder a la liguilla de semifinales de la Copa de Europa. El 2-0 logrado en el Camp Nou gracias a los goles de Txiki Begiristain, actual secretario técnico, y, sobre todo, la superioridad mostrada en ese partido hacían presagiar un encuentro plácido para los azulgrana. Pero las cosas se torcieron. En la víspera, Cruyff había asegurado que era imposible que su equipo encajara tres goles ante los alemanes. En el minuto 79 de partido, Goldbaek batía a Zubizarreta y colocaba el 3-0 en el marcador. Después llegaría el milagro en forma de gol de Bakero y, meses más tarde, el Barcelona levantaba su primera Copa de Europa en Wembley.A pesar del final feliz, nadie en Barcelona ha olvidado el sufrimiento de aquel partido. Tampoco lo ha hecho Pep Guardiola, que formó en el once inicial entonces. «Yo estuve en Kaiserslautern», recordaba el sábado. Y es que el de Santpedor no quiere la más mínima relajación entre sus hombres de cara al partido de esta noche. El Barça arrasó al Bayern de Múnich en el Camp Nou. Logró un 4-0 que coloca a los azulgrana virtualmente en semifinales. Una clasificación que deben sellar sin problemas en el Allianz Arena. Pero Guardiola no se fía un pelo de los alemanes. Desde que acabó el partido de ida, el Bayern no ha hecho más que transmitir mensajes derrotistas. «Nos hemos de centrar en la Bundesliga, esto se ha acabado», aseguraba Klinsmann en la sala de prensa del Camp Nou. Ayer, resignado, declaraba que su única intención era «caer con honor». Lo mismo decía Phillip Lahm. Pero Guardiola sabe que el Bayern es un equipo «grande», con espíritu ganador, y que tiene una pequeña esperanza de lograr el milagro. Porque es el Bayern. Porque tendrá el apoyo del Allianz. Y porque Klinsmann ha recuperado a casi todos sus efectivos.En el partido del Camp Nou no hubo color. Pero bien es cierto que el Bayern formó con una defensa llena de suplentes. Esta noche, Lucio y Lahm, titulares e internacionales, vuelven al once. Además, el 4-0 que lograron en la última jornada de la Bundesliga les ha dado moral. Incluso Ribéry, después de inaugurar el marcador, mostraba un «5» en la palma de su mano. Homenaje a Van Buyten, pero quién sabe si también anticipo de lo que le espera al Barça.Para el partido, Guardiola está meditando dar descanso a Leo Messi y reforzar el centro del campo. Iniesta ocuparía el puesto de extremo y Busquets entraría para ayudar a Touré en las tareas de contención. Pero la fiebre de Henry podría cambiarlo todo.

El Liverpool también busca un milagroEl Liverpool necesita remontar el 1-3 que le endosó el Chelsea en la ida para meterse en semifinales de la Liga de Campeones. Busca un milagro y Rafa Benítez le pone nombre: «Gerrard podría ser la clave. Lo necesitamos». El capitán «red» tiene molestias en los abductores y está trabajando con los fisios para llegar al partido. Dos goles se estrategia dejaron al conjunto de Torres al borde de la eliminación. Los dos los marcó el mismo jugador, Ivanovic, y Benítez se justifica. «Tiene a seis o siete jugadores buenísimos en las jugadas aéreas y esto quedó claro el otro día», dijo el técnico. Algo así como que es imposible cubrir perfectamente a todos. El Chelsea ha mejorado con la llegada de Hiddink al banquillo, pero desde el club se aseguró ayer que no seguirá la próxima temporada. Hiddink continuará al frente de la selección rusa, pero antes quiere ganar su segunda Copa de Europa. Ya lo logró con el PSV en 1988.chelsea: Cech, Ivanovic, Carvalho, Alex, Cole, Ballack, Essien, Lampard, Kalou, Drogba y Malouda.liverpool: Reina, Arbeloa, Carragher, Skrtel, F. Aurelio, Kuyt, Lucas, Alonso, Riera, Gerrard y Torres.árbitro: M. Cantalejo (España).estadio: Stamford Bridge (20:45, D +).