La secta religiosa epicentro del contagio descontrolado del coronavirus en Corea del Sur

Su líder ha comparecido ante los medios de comunicación para disculparse por las responsabilidades que les atribuyen

Corea del Sur es después de China el país asiático donde hay más contagios del coronavirus, y uno de los principales responsables, es la secta Iglesia de Jesús Shincheonji, el Templo del Tabernáculo del Testimonio, denominada comúnmente como Shincheonji. Datos oficiales apuntan a que alrededor de 1.000 personas han contraído la enfermedad, de los cuales un gran número pertenecen a esta organización religiosa. Como consecuencia, 9.300 miembros de la secta han sido aislados y se les realizarán pruebas para diagnosticar si tienen el COVID-19. Actualmente cuentan con más de 144.000 seguidores.

Esta mañana su líder Lee Man-hee, ha comparecido ante los medios para disculparse por las responsabilidades que les son atribuidas: "Quiero ofrecer mis más sinceras disculpas a la gente, en nombre de los miembros”, comenzaba. “No fue intencionado, pero numerosas personas fueron contagiadas”, dijo el líder de la secta quien terminó arrodillándose como muestra de arrepentimiento.

Orígenes

Esta organización religiosa tuvo sus orígenes en marzo de 1984, cuando se crea de forma oficial la secta Shincheonji (“Cielo nuevo y tierra nueva”). El primer templo de Shincheonji se abrió en junio 1984 en Anyang, provincia de Gyeonggi, Corea del Sur.

Según informa el sitio web “World Religions and Spiruality”, un evento clave para la expansión de Shincheonji fue el establecimiento de Zion Christian Mission Center en Seúl en junio 1990. Los miembros comenzaron a prepararse a través de cursos y exámenes. La primera ceremonia de graduación, en 1991, involucró a doce graduados. Este crecimiento se vio representado con la construcción de sedes en Los Ángeles, Berlín, Sydney o Ciudad del Cabo. Su actual presidente llegó a realizar una gira mundial en el año 2013.

Doctrina

Shincheonji insiste en que, estrictamente hablando, no tiene una “doctrina”, ya que las doctrinas son creadas por humanos mientras que las enseñanzas de Shincheonji se encuentran en la Biblia. Shincheonji cree que, aunque la Biblia registra hechos históricos, las profecías se expresan a través de parábolas. Estas profecías son las promesas que se cumplirán en el futuro. Shincheonji enseña que, cuando las profecías se cumplen físicamente, se puede entender el verdadero significado de las parábolas. Shincheonji ve la Biblia como una sucesión de pactos entre Dios y grupos identificados como los “receptores” de cada pacto.

El pastor prometido del Nuevo Testamento que Shincheonji anuncia es el presidente Lee. Los críticos a menudo malinterpretan esta enseñanza, quienes afirman que Shincheonji considera al presidente Lee como Dios o Jesús. Este no es el caso. El presidente Lee es considerado como un hombre, no como Dios.

Prácticas y rituales

Los servicios de Shincheonji se ofrecen dos veces por semana, los miércoles y domingos. Los miembros de Shincheonji se arrodillan durante los servicios, por lo tanto, no hay sillas (excepto para ancianos y enfermos) en sus iglesias. Los devotos usan camisas blancas y signos de diferentes colores que corresponden a su afiliación a una u otra de las Doce Tribus. Los servicios consisten principalmente en cantar himnos y escuchar un sermón, a menudo predicado por el mismo presidente Lee y transmitido por todo el mundo. Los temas provienen de toda la Biblia, pero se enfatiza el Libro de Apocalipsis.

Una vez al mes, una reunión del miércoles incluye el intercambio de información sobre las principales actividades de Shincheonji en el mes. Una vez al año, una Asamblea General informa sobre las actividades del año en Shincheonji e incluye una declaración sobre las finanzas de la iglesia.

Los servicios especiales se llevan a cabo cuatro veces durante el año, [Imagen a la derecha] para la Pascua (enero 14), la Fiesta de los Tabernáculos (julio 15), la Fiesta de la Reunión (septiembre 24), y para conmemorar el día en que la iglesia fue fundada en 1984 (marzo 14).

Shincheonji no realiza eventos para celebrar la Navidad o la Pascua, ya que cree que no son una celebración apropiada en el momento de la segunda venida de Jesús.

Organización

Shincheonji se considera a sí misma como la única iglesia en la que se ingresa no a través del bautismo, sino al completar un curso de estudio bíblico. Toda la organización de Shincheonji se articula a través de las Doce Tribus, cada una con un líder de la tribu. Las Doce Tribus supervisan las iglesias 128 en veintinueve países.