Una feria erótica de Oporto exige análisis a sus artistas extranjeros por el coronavirus

El Salón Erótico también limitó sus entradas diarias

Una prostituta en un local de alterne, en una imagen de archivo
Una prostituta en un local de alterne, en una imagen de archivo

El XIII Salón Erótico de Oporto, que tiene lugar entre hoy jueves y el domingo día 8, limitó sus entradas diarias a cuatro mil visitantes y además, exigió a los artistas extranjeros que proporcionen pruebas de ausencia del coronavirus, según cuenta Lusa.

Juli Simón, director del Salón Erótico, Eros Porto, explicó los procedimientos adoptados desde que el pasado viernes se dieron cuenta del primer caso positivo en Oporto de Covid-19. “Hablamos con las autoridades de salud sobre el tema para entender si había o no condiciones para llevar a cabo el evento. Higiene, prevención y presencia pública en el recinto”, aseguró.

El director explicó que los 12.000 metros cuadrados donde se realiza la feria “tiene capacidad para recibir alrededor de ocho mil personas”, y en coordinación con la Administración Regional de Salud del Norte, se decidió “reducir esta presencia máxima a cuatro mil personas”: “También exigimos que los artistas que llegaron del extranjero realicen un análisis realizado ayer (miércoles) para demostrar que no están infectados con el coronavirus”. Los artistas extranjeros que acuden a esta feria son de Brasil, España, Hungría y República Checa, según asegura el director del Salón Erótico.

La actriz porno española Silvia Rubi aseguró que la opinión sobre el coronavirus “es absurda” y que “está siendo estimulada por los medios, cuando, de hecho, es mucho más preocupante que tenga relaciones sexuales sin condón".

La epidemia de Covid-19 causada por el nuevo coronavirus, que puede causar infecciones respiratorias graves como la neumonía, hasta la fecha ha provocado unas 3.300 muertes e infectado a más de 95 mil personas en 79 países, incluidos nueve en Portugal. De las personas infectadas, más de 50,000 se recuperaron.