«Podrán venir segundas y terceras olas, pero estamos preparados»

LA RAZÓN entrevista a Juan Ariel Jiménez, ministro de Economía de República Dominicana. Este domingo se celebran elecciones presidenciales, que fueron prorrogadas por la pandemia de coronavirus

Se nota que el ministro de Economía de República Dominicana, Juan Ariel Jiménez, es también profesor universitario en cada una de sus didácticas respuestas. Entre llamadas del presidente del país en plena búsqueda de apoyos para una nueva prórroga del estado de emergencia por la pandemia de coronavirus, el titular de Economía atiende a las preguntas de LA RAZÓN.

Tras la crisis sanitaria por el coronavirus, llega la económica, ¿qué ha sido lo peor de la pandemia?

Lo más difícil ha sido el efecto que ha tenido la pandemia en el mercado laboral porque hemos tenido cerca de 900.000 personas que han visto suspender sus contratos de trabajo. De todas formas, luego la desescalada y el desconfinamiento, estamos viendo que ya se está reintegrando gran parte de ese personal.

¿A qué sector afecta más?

El sector turismo es el más afectado. Primero por el tamaño que tiene la economía y segundo porque para proteger la propagación del virus se tuvieron que cerrar las fronteras. De todas formas, el sector turismo va a reabrir el 1 de julio.

Al igual que en España, el PIB de República Dominicana depende fuertemente del turismo, ¿el coronavirus les ha hecho reflexionar, se debería diversificar más la economía dominicana?

El turismo tiene un peso del 6,7 en el PIB, con lo cual la economía dominicana está suficientemente diversificada. Lo que sí nos ha hecho reflexionar es cómo aumentar la resiliencia. Ya no solo desde el punto de vista de fenómenos atmosféricos, sino también desde el punto de vista de la salud.

¿Qué reformas serán necesarias para levantar la economía?

Hemos iniciado planes de apoyo al consumo privado tanto para las personas de bajos ingresos, que tenemos un programa que llega a 1,6 millones de hogares y a personas que han sido suspendidas de esos contratos de trabajo. Entre los programas de apoyo, empleados públicos y pensionistas del Estado, estamos apoyando a cerca del 45% de la población por encima de 20 años.

La tónica general es que las economías están cayendo. ¿Cuándo se producirá la recuperación económica? ¿Cree que cerrarán el año con datos positivos?

Esperamos que este año cierre con 0% de crecimiento o con un crecimiento negativo pero muy pequeño. De todas formas, todos los organismos internacionales confirman que República Dominicana será el país menos afectado de América Latina. Somos el país, de toda América Latina, que tendrá mejores indicadores económicos, que, aunque no sean positivos, será el menos afectado de todos.

Dentro de todo lo malo...

Lo ha confirmado la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial...

¿Cómo ha afectado a las inversiones españolas?

Las inversiones españolas son muy importantes. De hecho, es el primer país emisor de Europa y el cuarto país a nivel mundial. La mayor parte de las inversiones españolas están en el sector turismo, con lo cual, han sido afectadas como es de prever. Pero las inversiones españolas relacionadas con el comercio, esas no han sido tan afectadas porque el comercio se ha mantenido bastante dinámico, sobre todo porque aquí, muchos de los comercios de los supermercados también tienen todo un conjunto de tiendas dentro del establecimiento.

¿Esperan reactivar o animar a los inversores españoles con algún plan?

Ciertamente, República Dominicana en el sector turismo tiene ventajas inigualables. Lo primero es la baja densidad de nuestros hoteles, lo que permite una mayor distancia social entre los huéspedes. También tenemos aeropuertos con ventilación natural, lo que disminuye el contagio del virus. Esperamos que República Dominicana se posicione como el destino del Caribe más preparado para recibir turistas y protegerlos ante el covid-19, con lo cual, esperamos que vengan inversiones españolas al sector turismo aprovechando esa ventaja comparativa que tenemos con el resto de la región.

¿Cuándo podremos volver los españoles a República Dominicana?

A partir del 1 de julio podrán volver y será en un contexto bastante seguro. Estamos incrementando los protocolos en toda la cadena: en el aeropuerto, en el transporte y en los hoteles, para garantizar que todas las personas, en su recorrido completo, se aseguren que tanto ellos como los demás están seguros. También estamos trabajando en certificaciones internacionales para nuestros hoteles. Apostamos a que República Dominicana sea un destino turístico muy preparado para manejar la covid-19.

La pandemia ahora afecta duramente a todo el continente americano, sin embargo, parece que ustedes, gracias a las medidas, los confinamientos y los cierres, han conseguido contener el virus... ¿Temen una segunda oleada, precisamente por su ubicación?

Efectivamente, distintos analistas internacionales como el Banco Central de Chile confirman que República Dominicana ha sido el país de América Latina que más ha logrado aplanar la curva, estamos en segundo o tercer lugar dependiendo del indicador. Tenemos el segundo número de reproducción básica más bajo de la región, lo cual muestra la efectividad de las políticas. Ciertamente sabemos que al reincorporar más empresas y trabajadores podrán venir segundas y terceras olas, pero estamos preparados desde el punto de vista de nuestro sistema sanitario que hasta el momento tiene el 80% de las camas habilitadas para uso disponible y más del 70% de las UCIs con ventiladores desocupadas para los potenciales casos que terminen siendo críticos.

De hecho, otra de las cosas que se paralizó fueron las elecciones, que finalmente se celebrarán el 5 de julio. ¿Es difícil organizar unos comicios con la pandemia acechando?

Bastante difícil. De hecho se han establecido protocolos particulares para el proceso electoral. De todas formas se ha aumentado el presupuesto de la Junta Central Electoral para que pueda llevar a cabo las elecciones en un contexto seguro. Se han paralizado las actividades políticas masivas. Ahora mismo no se pueden hacer mítines, no se puede salir a la calle para hacer política porque ante todo está la seguridad y la salud de las personas.

¿También han cambiado los lemas de campaña o las prioridades por la covid-19?

Ciertamente y uno lo puede ver en los discursos de los candidatos. Le puedo comentar que Gonzalo Castillo tiene un programa de gobierno muy enfocado a superar la dificultad que genere el covid-19 y a prepararnos durante la covidianidad y posterior a tener una vacuna. El tema covid-19 es transversal a todo el programa de gobierno de Gonzalo Castillo.

En caso de una victoria de Gonzalo Castillo, ¿repetirá usted en el Gabinete?

Eso tendrá que decirlo Gonzalo. De todas formas soy parte del equipo técnico que trabajó en programa de Gobierno, también soy parte del equipo económico, que el candidato anunció. Pero la posición dentro del Gabinete a él le tocará decirla. Lo que siempre estaré es disponible para apoyar al pueblo dominicano en cualquier área o posición que pueda desempeñar.

Dentro del partido, ¿les ha hecho daño la salida del ex presidente Leonel Fernández?

Ha sido un daño mínimo. Ahora mismo se estima que ellos deben tener un 6% de la preferencia del electorado, con lo cual la mayor parte de los simpatizantes y los dirigentes se han quedado dentro del partido.

Uno de los candidatos principales se ha contagiado. ¿Afectará?

El candidato del partido opositor Luis Abinader y su esposa reportaron que están afectados por el coronavirus. Es un llamado a la población dominicana a que tenemos que respetar el distanciamiento social porque el covid-19 no mira personas, no mira estrato social, no mira clase económica. Es un riesgo que tenemos todos.

¿Los dominicanos votarán pensando en el bolsillo?

Creo que los dominicanos, ante este gran reto que nos presenta el coronavirus, votarán pensando en cuál es el partido, el candidato y el equipo del candidato que mayor puede garantizar la estabilidad macroeconómica ante momentos difíciles, también que mayor pueda garantizar una eficiencia del sistema de salud para adaptarse a la respuesta a los casos contagiados, severos y críticos. Entiendo que lo que va a priorizar el votante será la confianza en quién está mejor preparado para sortear esta crisis, que es al mismo tiempo de salud, económica y social.

¿Seremos mejores o peores después de la pandemia?

Distintos. Seremos distintos.