El rey Salman permanece hospitalizado por una inflamación de vesícula biliar

El monarca saudí, de 84 años, padece una colecistitis y su estado de salud preocupa desde hace varios meses

El rey de Arabia Saudí Salman bin Abdelaziz al Saud, en una imagen de archivo
El rey de Arabia Saudí Salman bin Abdelaziz al Saud, en una imagen de archivo

El rey de Arabia Saudí, el octogenario Salman bin Abdulaziz, fue ingresado este lunes en un hospital de la capital Riad para realizar chequeos médicos por una inflamación de la vesícula biliar, informó hoy la agencia de noticias estatal SPA.

“El rey Salman bin Abdulaziz Al Saud ingresó hoy en el hospital especializado Rey Faisal de Riad para realizar unos chequeos médicos a causa de una colecistitis (inflamación de la pared de la vesícula biliar)”, anunció hoy la Casa Saud en un breve comunicado difundido por la agencia de noticias SPA.

La nota no aportó más detalles acerca del estado de salud del monarca, de 84 años, ni sobre las pruebas a las que se someterá.

El pasado mes de marzo se produjeron rumores sobre el empeoramiento del estado de salud del rey Salmán y un inminente proceso de sucesión después de que medios estadounidenses informaran de las detenciones de dos príncipes saudíes, supuestamente por orden del príncipe heredero e hijo del monarca, Mohamed bin Salman, acusados de intento de golpe de estado.

Salman bin Abdulaziz se convirtió en el rey de la monarquía del golfo Pérsico a principios de 2015, después de la muerte de su hermano Abdalá a los 90 años de edad tras sufrir una neumonía y permanecer casi un mes ingresado en el hospital.

Nacido en Riad, Arabia Saudí, el 31 de diciembre de 1935, Salman se convirtió en príncipe heredero del reino petrolero en junio de 2012 y durante este tiempo ocupó los cargos de viceprimer ministro y ministro de Defensa. Anteriormente ocupó el cargo de gobernador de Riad por más de 50 años.

En junio de 2017, el rey nombró a su hijo Bin Salman como el nuevo príncipe heredero después de destituir al primer heredero al trono, su sobrino Mohamed bin Nayef.

Mohamed bin Salman, quien ejerce como jefe del gobierno de facto del reino, ha promovido un cierto aperturismo en el reino con el impulso de reformas como otorgar a las mujeres el derecho a conducir, en el marco de la Visión 2030, que también pretende reducir la dependencia del petróleo en el país.

Asimismo, el príncipe heredero ha sido acusado por organizaciones de derechos humanos de arrestar a activistas y ha protagonizado escándalos como la detención en un lujoso hotel de Riad de príncipes, políticos y hombres de negocios en noviembre de 2017 y ha sido señalado por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en octubre de 2018.