La ventaja de Biden en las encuestas se esfuma en una semana

El candidato demócrata a la Casa Blanca acusa a su rival de «propiciar caos y no orden» con su división del país

Si el presidente Donald Trump ha impulsado la estrategia del miedo como la mejor arma para optar a la reelección el 3 de noviembre como si se aferrara a un clavo ardiendo, los demócratas han preferido apostarle a todo lo contrario. Frente al lema «ley y orden» de Trump, la única alternativa demócrata contra el miedo y la inseguridad generados por el presidente estadounidense es poner fin a su mandato.

Con un perfil muy bajo, sin apenas intervenciones y, según su contrincante republicano, bajo la «oscuridad» de su sótano, el candidato presidencial por el Partido Demócrata, el ex vicepresidente Joe Biden, respondía al presidente Donald Trump en una intervención este lunes.

«Trump muestra caos más que proporcionar orden», dijo Biden en un discurso desde Pensilvania. La imagen de fuerza de Trump puede ayudarle a ganar votos o, por lo contrario, ofrecer una imagen poco fiel a la realidad.

Biden considera que el país se ha vuelto muy inseguro con el estilo de gobierno errático e incendiario de Trump. «¿Alguien cree que habrá menos violencia si Trump sale reelegido», dijo Biden. «Nos estamos enfrentando a múltiples crisis que, bajo su mandato, se han ido multiplicando».

Y es que, según daba a conocer su equipo de la campaña, Biden ha recaudado cerca de 300 millones de dólares en apenas un mes, este pasado agosto. En pleno mes de celebración de su Convención Nacional Demócrata y con la noticia de la recién anunciada candidata a la vicepresidencia, la afroamericana Kamala Harris.

Una recaudación que no solamente supone un récord histórico para el Partido Demócrata, sino también en comparación con la que consiguieron alcanzar de manera conjunta republicanos y demócratas el mismo periodo de la campaña presidencial de 2016. Es decir, la recaudación total de Donald Trump y Hillary Clinton en la campaña anterior. Las cifras podrían hablar por sí solas. Mientras tanto, las encuestas vuelven a recortar la destacada diferencia entre conservadores y liberales de hace apenas unas semanas. El discurso del miedo de Trump le ayuda a obtener ventaja de su mensaje de «ley y orden», así como el apoyo suficiente para desmarcarse de su rival demócrata, el ex vicepresidente Joe Biden.

Según un sondeo publicado por Real Clear Politics publicado esta semana, la gran tendencia al alza de Biden de meses anteriores ha dado un giro radical en favor de Trump, posicionándolo a la par de Biden, con 50,6% de apoyo frente a un 49,3% del presidente republicano.

Mientras, el grupo Votantes Republicanos contra Trump lanzó el lunes una campaña mediática de hasta 10 millones de dólares para incentivar a votar a más de «medio millón de votantes indecisos de Florida» por Biden. Este Comité de Acción Política busca con el denominado Proyecto «bipartidista» Orange Crush impedir la reelección de Trump en estados reñidos como lo es Florida, donde el republicano ganó a Clinton en 2016.