Mujeres hispanas en primera línea política en EE UU: republicana versus demócrata

El voto femenino y el de los hispanos podrían ser decisivos en las próximas elecciones del 3-N en Estados Unidos

Yali Núñez (izq.) es directora de medios hispanos del Comité Nacional Republicano, y Vanessa Cárdenas (der.) es consultora política y ex directora de coaliciones nacionales de la campaña de Joe Biden.La RazónLa Razón

Más de 32 millones de hispanos tienen derecho a votar el 3 de noviembre, lo que supone un 13,3% del total del electorado. Además, el voto de las mujeres también será determinante para elegir al próximo presidente de EEUU. A pesar de que éstas representan más de la mitad de la población del país, su rol en las posiciones más altas todavía está lejos de alcanzar esa cifra.

Desde LA RAZÓN hablamos con dos mujeres hispanas en primera línea política, una demócrata y otra republicana, para tomar la temperatura a ambos partidos desde su propia perspectiva en la recta final de la campaña: Yali Núñez, directora de medios hispanos del Comité Nacional Republicano, y Vanessa Cárdenas, consultora política y ex directora de coaliciones nacionales de la campaña de Joe Biden.

-El voto latino va a ser más decisivo que nunca en estas elecciones presidenciales, pero está dividido. ¿A qué perfil de hispanos están intentando hacer llegar su mensaje y cuál es la clave para convencerles de que su partido es la mejor alternativa?

-Yali: No sólo es un privilegio que los hispanos tengamos tanto alcance, sino también es un derecho que tenemos que implementar. Hemos contactado a 156 millones de votantes, números impresionantes y sin precedentes, y vemos un gran entusiasmo en Florida, Texas y Arizona por el presidente Trump. Se agradece y nos beneficia como latinos porque sabemos que esta Administración ha creado cifras de desempleo récord antes de que nos golpeara la pandemia, pero hemos visto una recuperación consecutiva. Esperemos que todo salga bien y que este presidente sea reelegido. Trump ha visto y escuchado historias de primera mano de personas que han experimentado las vicisitudes del comunismo y no quiere eso para los estadounidenses. Desde el primer día, el presidente se ha enfrentado contundentemente a los regímenes socialistas, no sólo a nivel nacional sino también internacional. Lo hemos visto con mano dura imponiendo sanciones a Cuba, a Venezuela, a Nicaragua. El presidente Trump no solamente habla, sino que toma acción. Y eso, para los sobrevivientes del socialismo, tiene gran valor porque nos muestra que él no solamente comprende nuestro dolor sino que está dispuesto a hacer algo al respecto para que esto no le ocurra a las próximas generaciones.

-Vanessa: Los Demócratas buscamos ganar todos los votos latinos disponibles porque sabemos que nuestro candidato se merece el apoyo de todos, incluyendo latinos que en el pasado hayan votado por republicanos. Y, de hecho, Joe Biden tiene el apoyo de cientos de líderes republicanos a todo nivel porque saben que nuestra democracia está en juego en esta elección. El mensaje de Biden es simple y consistente: salvar el alma de nuestro pueblo y reconstruir nuestra economía de una forma inclusiva, sin dejar nadie atrás. Joe Biden presenta una visión basada en soluciones reales a los problemas urgentes que nuestra comunidad enfrenta, incluyendo un plan para detener el impacto del COVID que ha diezmado la salud y la economía de la comunidad latina. También expandir el acceso a un seguro de salud médico, tomar pasos concretos para frenar los impactos del cambio climático y lidiar con el tema de la inmigración de forma compasiva y consistente con nuestros valores estadounidenses.

-Se han producido cambios positivos para las mujeres estadounidenses en los últimos años, con cargos y candidaturas a la Vicepresidencia, al Congreso y a la Corte Suprema, aunque aún está lejos de alcanzar la equidad. ¿Cómo se han enfocado en el tema de género y de qué manera le apuestan a conseguir el apoyo de las mujeres a la hora de votar?

-Yali: Desde que estoy involucrada con el Partido Republicano he visto un apoyo rotundo en la participación de la mujer en la arena política. Hemos visto el ímpetu y la consistencia del presidente Trump al nombrar a mujeres a cargos extremadamente importantes. En la Casa Blanca, gran parte del equipo del presidente son mujeres. En la posición de la secretaria de prensa, en la campaña, aquí yo en el partido: hispana. Y te puedo nombrar otros ejemplos a nivel estatal de nuestro partido que son hispanas o de diferente etnia. Nosotros trabajamos el voto de todos los votantes por igual, más allá de su etnia o género. Ahora, cuando se trata de los temas que le interesa a cierto tipo de votantes (pongamos que sea a los hispanos o al bloque que representa a la mujer el próximo ciclo electoral) yo creo que a todas las mujeres les interesa ver a sus familias a salvo, no quieren disturbios en sus comunidades. Es absurdo este movimiento que han desatado los demócratas de quitarle los fondos monetarios a la policía. No podemos quitarles los fondos a nuestra autoridades locales ni a nivel nacional porque eso crea estragos en nuestras comunidades y nosotras, como mujeres, lo que queremos es proteger a nuestras familias.

-Vanessa: Los demócratas han dado pasos agigantados cuando hablamos de representación de mujeres en cargos de gobierno y hemos dejado a los republicanos en el polvo. Sólo basta comprobar cuántas mujeres demócratas están en el Congreso y las que desde 2018 baten récords al postularse y ganar sus contiendas porque saben que el Partido Demócrata es el que realmente representa sus intereses. En cuanto a los electores, es interesante ver los números en las encuestas recientes: las mujeres blancas no hispanas apoyan a Biden en un 49% y las mujeres de color en un 82% Vamos a ver el apoyo real la noche de la elección, pero en base de los números pronosticados está claro que el voto femenino en estas elecciones está a favor de Biden, movilizado por las mujeres de color. En cuanto a cómo nos diferenciamos de los republicanos, los demócratas queremos expandir el seguro médico, actuar sobre el cambio climático, que las mujeres tengan el derecho de decidir si quieren tener hijos o no y queremos igualdad de salario. Ésa es la agenda de los demócratas.

-¿Cómo lo están viviendo desde dentro y cuáles son los temas más destacados para su partido?

-Yali: Cautelosamente optimistas de que todo pueda salir bien y trabajando fuerte hasta el último momento, así es como estamos en el Partido Republicano. Hemos visto que el presidente, como líder del partido, continua día tras día haciendo dos o tres mitines en los “campos de batalla” y creo que el ejemplo viene desde arriba. Lo vemos a él trabajando fuertemente y eso inspira al resto a trabajar de la misma manera, con voluntarios desplegados alrededor del país para estar hasta el último momento tocando puertas y contactando al votante indeciso para que nos otorgue el privilegio de su voto. Los temas siguen siendo los mismos: el progreso de Estados Unidos es el principal. Sabemos perfectamente que si Joe Biden es elegido la economía de este país no va a continuar teniendo el éxito que tuvo antes de la pandemia y la recuperación que necesitamos, porque el desempleo ha ido cayendo consecutivamente todos los meses. Necesitamos a una persona que entienda lo que es la economía capitalista y el mercado. Biden ofrece políticas que pondría en regresión la recuperación de la nación y creo que es de suma importancia que elijamos un líder que entienda cómo salir adelante como nación después de este bache que hemos enfrentado.

-Vanessa: La pregunta primordial para todo estadounidense es “Está mejor hoy que hace 4 años?” y la respuesta contundente es un “NO”. La crisis de COVID19 ha expuesto la incompetencia de esta Administración encima de todos los grandes tropiezos de estos cuatro años. Creo que Trump ha expuesto lo atrasadas y dañinas que son las políticas de los republicanos: socavar la ley de seguro de salud, implementar un sistema inhumano y cruel de inmigración, sacrificar el medio ambiente para enriquecer a las grandes petroleras, quitarles fondos a la educación pública para financiar a las escuelas privadas, y querer borrar el sufrimiento de las heridas raciales que este país carga desde su origen. Ésta no es una fórmula de progreso para el país. En cuanto a la economía, Trump siempre se jacta de que está bien, pero miremos los hechos: se benefició de una robusta economía que empezó y continuó bajo el mandato del Presidente Obama. La pandemia demostró que la Administración Trump no tiene un plan, lo cual ha afectado negativamente a nuestros trabajadores y pequeños negocios. El resultado es que hoy en día hay 12 millones de estadounidenses sin empleo, casi 23 millones de trabajadores están recibiendo asistencia de desempleo y más de 400 mil negocios pequeños se han cerrado definitivamente. Sólo Trump llamaría esto “la mejor economía”. Biden tiene planes específicos para mejorar la economía: controlar la pandemia con la asesoría de los expertos, ayudar a las personas que más lo necesitan y que son los motores de nuestra economía, y proveer fondos para salvar a nuestras pequeñas empresas, entre otros.

-Se habla de un país más dividido que nunca tras el “fenómeno Trump”. ¿Qué creen que va a pasar el próximo 3 de noviembre y cómo se preparan para afrontar los resultados?

-Yali: No estoy de acuerdo con que el presidente haya alentado la división. Creo que eso es un error magno de quien sea que lo esté diciendo. Las circunstancias de nuestro país pueden mejorar, hay que ser optimistas. No podemos ser derrotistas, que es lo que vemos constantemente por parte del Partido Demócrata. Siempre hay palabras de derrotismo en vez de palabras de unidad y de poder, poner a un lado las diferencias y trabajar en conjunto para poder sacar beneficios para todos los estadounidenses y para toda la nación. Creo que cualquier tipo de división que haya en este momento hay que ponerla al lado como nación después de este 3 de noviembre y superarnos como nación, entender que solamente unidos y con respecto vamos a poner salir hacia adelante.

-Vanessa: Esta no es una elección normal. El país está muy polarizado y realmente es triste que a veces ni siquiera ya se hable de la verdad. Trump ha contribuido y fomentado a crear un ambiente donde todo vale y se miente de frente sólo para ganar. Las redes sociales y la desinformación han contribuido a generar un ambiente caótico y contraproducente. Trump ha bajado la categoría de nuestros líderes. Pienso que estas elecciones son realmente una prueba para los estadounidenses sobre qué clase de país queremos ser y qué clase de líderes queremos tener. Mi más ferviente esperanza es que escojamos a la mejor opción.