Facebook silencia a Trump durante los próximos dos años

El ex presidente de EE UU critica la medida de la red social y la tacha de “censura” y “abuso”

El ex presidente Donald Trump en una foto de archivo
El ex presidente Donald Trump en una foto de archivoEvan VucciAP

El ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no pisará Facebook en un mínimo de dos años. La sanción primera, que ya fue prorrogada por otros seis meses, se consolida en esta revisión al alza. Trump seguirá sin poder acceder a su cuenta, que permanece bloqueada, y sin opción a publicar. Puede que en el legislativo quedase libre de los cargos del “impeachment”, del 6 de enero. Pero el razonamiento no funciona para el gigante de la tecnología.

De hecho, el argumento definitivo de la red social vuelve a ser el de los riesgos que sus mensajes pueden entrañar para la seguridad pública, con lo que sigue lejos de Facebook, como mínimo, hasta enero de 2023. En un comunicado que firma el ex viceprimer ministro británico Nick Clegg, actual vicepresidente de asuntos globales de Facebook, la empresa explica que «al final de este período buscaremos expertos para evaluar si el riesgo para la seguridad pública ha disminuido. Evaluaremos los factores externos, incluidos los casos de violencia, las restricciones a las reuniones pacíficas y otros indicadores de disturbios civiles. Si determinamos que todavía existe un riesgo grave para la seguridad pública, ampliaremos la restricción por un período de tiempo determinado y continuaremos reevaluando hasta que ese riesgo haya disminuido».

Pero Facebook también tiene claras las medidas a tomar en el supuesto que restituya la cuenta. De hecho ha preparado un «conjunto estricto de sanciones rápidas que se activarán si Trump comete más violaciones en el futuro, hasta incluir la eliminación permanente de sus páginas y cuentas».

Para Facebook la sanción es justa, dada la naturaleza de los actos que atribuye al ex presidente, que califica de violación grave, y «lo suficientemente larga para permitir un período de tiempo seguro después de los actos de incitación» a fin de «disuadir al señor Trump y a otros de cometer tales actos». Entienden en Facebook que serán criticados tanto por quienes piensan que se extralimitan, que se trata de un ataque a la libertad de expresión y de que las posibles faltas o delitos debieran de ser sustanciados ante los tribunales, como los partidarios de sancionar a Trump a perpetuidad.

«Pero nuestro trabajo», arguye Clegg, «es tomar una decisión de la manera más proporcionada, justa y transparente posible, de acuerdo con las instrucciones que nos dio la Junta de Supervisión». Hace unas semanas el juez del tribunal Supremo, Clarence Thomas, escribió en un voto particular que las plataformas como Facebook ofrecen servicios de suministro y distribución, en este caso de información y opinión, y que no pueden bloquear a un cliente. En caso de delito, entiende, deben de acudir a los tribunales, evitando así que el capital privado asuma una posición de distribuidor, juez y parte en la conversación pública.

Para Trump, en cualquier caso, son malas noticias. Más allá de que el ex presidente siempre supo aprovechar a favor los ataques, resulta evidente la importancia que las redes sociales desempeñaron a la hora de esculpir su figura política, completamente segregada de las viejas imposiciones de los intermediarios mediáticos mientras interactuaba directamente con sus decenas de millones de seguidores. Trump ha sido el rey coronado de las redes, que aprovechó con maestría indudable y que le permitieron sustraerse del tutelaje de los medios convencionales. En cuanto a Facebook, la medida confirma un nuevo rumbo, rompiendo con años de neutralidad respecto al contenido que publicaban los políticos en activo.

La reacción de Trump

El ex presidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) calificó este viernes el veto de dos años anunciado contra él por Facebook de “censura”, “abuso” e “insulto al récord de 75 millones de personas, además de muchos otros, que votaron” por él y el Partido Republicano en las pasadas elecciones presidenciales, en las que se impuso el candidato demócrata Joe Biden.

No se les debe permitir que se salgan con la suya con esta censura y este intento de silenciar. Al final, ganaremos”, escribió el ex presidente minutos después de que se conociera la decisión del gigante tecnológico.