Así es el bombardero futurista B-21 Raider con el que Estados Unidos pretende controlar el entorno del “día del mañana”

El B-21 reemplazaría a los viejos bombarderos B-52 Stratofortress y a los bombarderos furtivos B-2 Spirit

Las imágenes anteriores revelaban solo un par de ventanas, mientras que la reciente ilustración muestra, al menos, una nueva ventana estrecha inclinada en el lado izquierdo. Air Force USA
Las imágenes anteriores revelaban solo un par de ventanas, mientras que la reciente ilustración muestra, al menos, una nueva ventana estrecha inclinada en el lado izquierdo. Air Force USALa Razón (Custom Credit)

La Fuerza Aérea de Estados Unidos presentó una nueva ilustración artística del bombardero futurista B-21 Raider, en lo que era la tercera versión del diseño de la aeronave desarrollada por Northrop Grumman.

“Esta forma inclinada de abajo hacia arriba parece que no proporciona casi ninguna visibilidad hacia arriba y está por debajo de la línea de visión del piloto”, indican el portal The Drive.

Las imágenes anteriores revelaban solo un par de ventanas, mientras que la reciente ilustración muestra, al menos, una nueva ventana estrecha inclinada en el lado izquierdo, que probablemente haga que haya otra en el lado derecho. Además, los detalles muestran una configuración de parabrisas de cabina extremadamente curiosa y nunca antes vista. En general, el nuevo boceto no tuvo una gran modificación respecto a los bocetos anteriores.

El B-21 reemplazaría a los viejos bombarderos B-52 Stratofortress y a los bombarderos furtivos B-2 Spirit, que también fueron fabricados por Northrop Grumman y que son las aeronaves más complejas del mundo y más caras de mantener.

El programa B-21 continúa ejecutando la fase de desarrollo de ingeniería y fabricación y se centra en escalar la infraestructura y la capacidad de fabricación en toda la base de suministro industrial. “La modernización nuclear es una prioridad para el Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea, y el B-21 es clave para ese plan”, dijo Randall Walden, director de la Oficina de Capacidades Rápidas de la Fuerza Área. Randall asegura que la característica incorporada de la arquitectura hace que el bombardero “sea efectivo a medida que evoluciona el entorno de amenazas”.

Este bombardero está diseñado para realizar misiones convencionales y nucleares, así como operar en el entorno de amenazas de alto nivel del mañana. Será un componente visible y flexible de la triada nuclear. La aeronave, tal y como indicaba un anterior informe realizado en 2018, tiene un diseño maduro y estable, y pueden ser retirados o reorientados después de su lanzamientos si las circunstancias lo exigen.

En la base de la Fuerza Aérea Edwards en California, escenario escogido para mostrar de fondo junto al B-21 Raider, comenzarán las pruebas de estos modelos previstas para mayo del 2022.