Leopoldo López: “Por supuesto que Cuba es una dictadura, lo que ocurra allí va a afectar a Venezuela”

El líder opositor asegura que el nuevo ministro de Exteriores Albares supone un “gran oportunidad” para que España apoye la causa democrática en Venezuela

Leopoldo López denuncia en rueda de prensa las acciones del Gobierno venezolano, como la detención arbitraria del diputado Freddy Guevara y la persecución política a su partido EFE/Fernando Alvarado
Leopoldo López denuncia en rueda de prensa las acciones del Gobierno venezolano, como la detención arbitraria del diputado Freddy Guevara y la persecución política a su partido EFE/Fernando AlvaradoFernando AlvaradoEFE

El líder opositor Leopoldo López ha criticado la persecución de dirigentes políticos en Venezuela a manos del régimen de Nicolás Maduro en los últimos días, que incluye episodios como el intento de secuestro de Juan Guaidó y el arresto del diputado Freddy Guevara, detenido esta semana y encarcelado en la prisión del Helicoide. En una rueda de prensa en Madrid, López dijo que “las persecuciones se han vuelto algo normal en mi país y demuestran que se trata de una dictadura en pleno desarrollo”.

El disidente venezolano pidió a la UE que tome nota de la “nueva ola de persecuciones” ya que una comisión enviada por Bruselas se encontraba en Venezuela justo cuando el régimen arremetió contra varios dirigentes políticos opositores: “Europa tiene una inmensa responsabilidad porque mientras ocurrieron todos estos hechos había una comisión sobre el terreno el país, que se entrevistó con Guaidó y Guevara. Me parece positivo que lo hayan visto de primera mano”, añadió.

Sobre las protestas en Cuba, el fundador del partido Voluntad Popular aseguró que “es una buena noticia para los venezolanos” y advirtió que todo lo que ocurra en la isla afectará a Venezuela. “Las dos dictaduras se retroalimentan, lo que ocurre en Cuba va a afectar en Venezuela”, indicó. “Las protestas en Cuba vienen a contrarrestar lo que se dijo hace tiempo de que el pueblo cubano estaba ya dominado y cansado y no estaba dispuesto a luchar por su libertad”.

López criticó la postura de dirigentes de Unidas Podemos que aseguraron que Cuba no es una dictadura. “Es sorprendente, me impacta mucho cuando escucho esas opiniones que dicen que Cuba y Venezuela no son dictaduras. Son peor, son tiranías, porque no hay lógica interna sino arbitrariedad. Y por supuesto que Cuba es una dictadura”.

El dirigente venezolano, que estuvo privado de libertad siete años hasta que salió de Venezuela el año pasado, señaló que “la socialdemocracia tiene el gran desafío de evitar que la extrema izquierda le quite su vocación democrática. La izquierda cada vez más amplia ha dejado a un lado su compromiso con la democracia”. Con esa postura, añadió, “se normaliza el autoritarismo, la arbitrariedad y la violación de derechos humanos”.

En referencia a la petición de extradición por parte de las autoridades venezolanas a España, el dirigente antichavista señaló que “es una solicitud política” y explicó que tras ser cursada la orden desde Caracas tanto él como su abogado se personaron en la Audiencia Nacional de Madrid porque “no hay nada que esconder”. “Me juzgaron y me condenaron a 13 años de cárcel por haber llamado dictador y narcotraficante a Maduro; son palabras de las que no me arrepiento y la realidad ha demostrado que no estaba equivocado”. También advirtió que lo que le espera a cualquier venezolano que sea extraditado a Caracas es “el encarcelamiento, la tortura y probablemente la muerte”.

Preguntado por el nuevo ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, López confió en que “el nuevo canciller pueda ser muy proactivo con la causa de Venezuela. Conocemos su compromiso con Venezuela, sabemos que conoce muy bien lo que ocurre en nuestro país y esperamos que asuma que España tenga una responsabilidad de liderar de forma constructiva el proceso de liberación y democratización de Venezuela”. “Esperamos que España esté del lado correcto de la historia y creemos que se abre una tremenda oportunidad”, añadió el opositor.

Diálogo con Maduro

También se refirió al proceso de diálogo que pretende iniciar el régimen con la oposición. Reconoció que la “ola represiva” puede afectar a este proceso, y añadió que ha aprendido que no es posible avanzar en una negociación con Maduro ”sin la participación de países aliados”. Asimismo, se refirió a las divisiones en el seno de la oposición. En este sentido recordó que “la fortaleza nos la da la unidad, pero la unidad tiene que estar comprometida con el cambio político. No puede ser unidad para mantener a Maduro en el poder”.

López recordó que en 2020 “la dictadura ofreció entre 500.000 y un millón de dólares a varios diputados para que se apartaran de la alianza que está apoyando a Guaidó en la Asamblea Nacional. Unos cuantos aceptaron, a esos diputados los llamamos alacranes, se visten de oposición pero son personas que están al servicio de Maduro y su dictadura”