Quiénes son los casi 200 civiles estadounidenses que aún no han salido de Afganistán

Muchos de ellos tienen doble nacionalidad y no han querido abandonar el país por los vínculos familiares

Un grupo de jóvenes y familias afganas, se dirigen a subir a un avión estadounidense para ser trasladados a Alemania
Un grupo de jóvenes y familias afganas, se dirigen a subir a un avión estadounidense para ser trasladados a AlemaniaJesús Hellín Europa Press

El Gobierno de Estados Unidos ha evacuado de Kabul a más de 5.500 estadounidenses junto con miles de ciudadanos y diplomáticos de países aliados, así como 2.500 empleados locales en la embajada de Estados Unidos y sus familias. También ha sacado a miles de traductores e intérpretes afganos. Sin embargo, hay una pequeña porción de civiles americanos que sigue en Afganistán. ¿Por qué y quiénes son? Se trata de cerca de 200 personas que tienen la doble nacionalidad, estadounidense y afgana, que se han quedado en tierra por múltiples motivos. El presidente Joe Biden aseguró que la mayoría de los que siguen en suelo afgano habían decidido quedarse en este país ya que es allí donde tienen sus lazos familiares y donde han echado raíces.

Sin embargo, el mandatario de EEUU no cumplió su promesa de mantener a tropas estadounidenses en Afganistán hasta que los últimos ciudadanos americanos salgan del país. “No hay fecha límite”, ha dicho Biden, pero sin soldados pisando el terreno, Estados Unidos se queda solo con la palanca diplomática en lugar de la fuerza militar para lograr que los extremistas talibanes otorguen a los estadounidenses que quedan en Afganistán un salvoconducto.

Con la operación de evacuación terminada este 31 de agosto, son varios los países que están negociando con los talibanes para volver a Kabul y sacar a afganos que colaboraron con países extranjeros o a nacionales que aún siguen en el país centroasiático, como sucede con los 200 estadounidenses citados. Biden valoró en una comparecencia pública la misión de evacuación como muy positiva y señaló que el 98% de los estadounidenses que querían salir de Afganistán lo han hecho. Pero su administración sigue comprometida con ayudar a los 100 a 200 norteamericanos restantes que tenían alguna intención de irse.

“Para los estadounidenses que quedan no hay fecha límite. Seguimos comprometidos con sacarlos si quieren hacerlo”, proclamó el inquilino de la Casa Blanca. Biden dijo que la comunidad internacional haría responsables a los líderes talibanes por su promesa de permitir la libertad de viajar. Hasta ayer, el gobierno de Estados Unidos se había comunicado 19 veces con estadounidenses en Afganistán desde marzo, ofreciéndoles ayudarlos a salir del país.

Después de que las evacuaciones lideradas por el ejército estadounidense comenzaran hace 17 días, los funcionarios estadounidenses se acercaron nuevamente e identificaron a alrededor de 5,000 estadounidenses que habían decidido quedarse antes, pero ahora querían irse, dijo.

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, estimó que había alrededor de 100 estadounidenses, menos de 200, que todavía estaban en Afganistán después de la evacuación de semanas “y quieren irse”. Pero la administración no sabía el número exacto. “Estamos tratando de determinar exactamente cuántas personas”, dijo Blinken. A pesar de los esfuerzos del Pentágono, ningún ciudadano estadounidense estaba a bordo de los últimos cinco aviones para salir de Kabul, dijo el lunes el general Frank McKenzie. La realidad es que ninguno de esos 100 o 200 americanos llegó al aeropuerto de Kabul y por tanto no pudieron ser evacuados.

Algunos testimonios de esos americanos que siguen en Afganistán han salido a la luz, como es el caso de una mujer que habló bajo condición de anonimato con el periodista Chris Cuomo, de la CNN, para denunciar situaciones alarmantes sobre la nueva era que vive Afganistán y las preocupaciones que se ciernen a partir de ahora bajo el régimen de los talibanes. “Es desgarrador ver lo que está pasando, nadie nos escuchó, que estamos en peligro y necesitamos estar a salvo. Es desgarrador. No sé ni qué decirte”.

Francia también deja atrás a “unas docenas”

No solo EEUU ha dejado atrás a compatriotas en Afganistán. Francia ha anunciado que hay “unas pocas docenas” de ciudadanos franceses que permanecen en suelo afgano, incluidos algunos que querían ser evacuados pero no pudieron cuando el último vuelo salió de Kabul. El portavoz del Ministerio de Defensa, Herve Grandjean, dijo en una conferencia de prensa el martes que “se están haciendo todos los esfuerzos” para permitir que los que se quedan atrás obtengan “una evacuación segura y ordenada”. París ha sacado desde el 17 de agosto a unos 2.600 afganos en riesgo, incluidos 110 ex empleados del ejército francés y sus familias. Francia retiró sus tropas de Afganistán a finales de 2014.

También en Reino Unido las autoridades han comenzado a hablar con los talibanes para garantizar la salida segura de ciudadanos británicos y afganos que siguen en Afganistán tras haber concluido la operación de evacuación. Las conversaciones, que incluyen altos cargos del Gobierno británico y los talibán, tendrán lugar en Doha, la capital qatarí, según ha informado Downing Street en un comunicado. Según fuentes del Ministerio de Defensa, entre 150 y 250 personas -y sus familias- son susceptibles de ser evacuadas.